Translate

24 de febrero de 2017

Udagawachou de Matteteyo

Película.
Año: 2015.
País: Japón.


Género: LGBT / Boys love.
Duración: 65 min.


Adaptación del manga de Hide Yoshico (el manga no os lo recomiendo para nada, es horrible)


10/10


Momose y Yashiro son compañeros de clase pero nunca han hablado el uno con el otro. Momose es un solitario, que se pasa el día en su mundo, perdido en la música heavy que resuena en sus cascos de música. Yashiro en cambio se relaciona con un grupillo de chicos pero esos están obsesionados con las goukon y Yashiro siempre pone excusas para no ir.


Un día, en Shibuya, Momose ve a Yashiro vestido como una mujer, y poco a poco se da cuenta de que Yashiro es una chica transexual que está intentando dar voz a su verdadera identidad. Momose se pone un poquito pesado porque cada vez está más embrujado por su compañer@, y aunque al principio Yashiro lo niega, éste chico que de verdad le comprende, va gustándole cada vez más.


¡Estoy totalmente enamorada de esta película! Se ha sumado con una facilidad asombrosa a mi lista de películas favoritas. Estoy completamente enamorada de Udagawachou de Matteteyo.


La vi en diciembre y la sigo echando de menos. Es una historia preciosa que volvería a ver un millón de veces. La amo con todo mi corazón. Ojala todo el mundo la viera y comprendiera que tesoro han encontrado.


Quiero que me regalen una segunda película con mi amada pareja pero se que no será posible porque el manga y la película terminan en el mismo punto. Aún así, yo sueño con más días con ellos, mis amados Momose y Yashiro y su gran historia de amor.


Esta película me tuvo por completo enganchada. Yo no esperaba enamorarme así de ella, entregarle un pedacito infinito de mi corazón, suspirar con mis achuchables niños. Yo no esperaba llegar a querer tanto a esta pareja tan especial, ¡tan diferente!




Desde hace años, temas como la transexualidad, me atrapan. Yo quiero conocer más de las historias de éstos pequeños grandes valientes. Y me encanta que Japón se atreviera a dar voz a una historia tan íntima, tan dulce. Uda es un tesoro para mí. Tiene y tendrá siempre un hueco reservado en mi corazón. La penita es que solo dure 65 min pero son minutos increíbles donde mi corazón corrió al ritmo de la atrapante historia.


Ojala Japón y actores tan dulcísimos como éstos sigan entregándonos historias tan especiales como ésta.



Uda es una historia romántica, preciosa, deliciosamente íntima. Yo lloré viéndola, me conmovió hasta lo más hondo. Su historia de amor fue un regalo para mi mente, y su grito de libertad y tolerancia cautivó mis sentidos.

❤                                                                         ❤


Momose es un chico increible, capaz de ver dentro de Yashiro. Me estremeció que él se enamorara tanto del verdadero Yashiro, mi querida chica transexual. Momose es un chico muy sensible, que quiere dar alas a Yashiro. Por lo demás, es un chico normal, vive con su madre y su peculiar hermana, y es de pocas palabras. Pero su mirada queda atrapada por Yashiro, Yashiro vestido de chica, Yashiro vestido de chico, Yashiro, su alma al completo. Momose es un amorcito achuchable, que se ve inmerso en una multitud de sentimientos por su amor, cariño, deseo, anhelo, incluso consuelo, quiere que ambos sueñen mientras vivan. Awwww, ¡le quiero muchísimo!


Yashiro es un trocito de cielo. No es sencillo estar en su piel pero yo quedé conmovida por poder vivir el mundo bajo sus ojos. El viaje dentro de su corazón es un ejemplo para mí, porque nadie debería jamás negarse a sí mismo, Yashiro poco a poco aprende a amarse, ante todos y dentro de su mente. Le quiero por haberse dado la libertad para ser ella misma. Yashiro y sus pasos lentos y vacilantes me hicieron querer aplaudir, pero más que eso, yo necesitaba abrazarle y hacerle saber que al final iba a estar bien. Cada herida en su corazón van curándose poco a poco, al mismo compás que Yashiro aprende a amarse a sí mismo mientras ama a Momose. Me robó el corazón. Mi preciosa niñita transexual.


Los dos son una pareja a la que quiero muchísimo. Poco a poco ambos se van conociendo y van construyendo un amor lleno de comprensión, paz, y consuelo. Ambos se ayudan mucho. Yashiro no renuncia a quién es, y Momose deja de estar solo en ese mundo de música heavy. Adoro que estas dos pequeñas almas tengan un refugio. Esa conexión entre sus mentes y sus cuerpos me encanta. Adoro como una vez que cualquiera de los dos ha dado el paso, no pueden volver a decirse adiós. Se quieren de un modo especial, y son un ejemplo de tolerancia. Son un ejemplo de hacerse bien. Amo a mi amada pareja. Les quiero con locura. 

Cada uno de sus momentos juntos lo tengo bailando en mi corazón, especialmente esa escena en la que Yashiro besa a Momose mientras éste le dice que es la más linda del mundo, y no solo por el beso o por las palabras, sino por las miradas y la entrega reverente que representa. 


Y como este, comparten muchos más instantes preciosos, conversaciones, miradas, toques anhelantes, besos super dulces, y no hay sexo porque no están listos para ese paso, ¡joder, adoro eso! El amor, que se tome su ritmo. Yo me enamoré mientras ellos se enamoraban con cada latido del corazón. Se que ellos van a ser siempre muy felices, porque entienden y aman sus mentes, sus labios, ojos, y corazón. 

Awwwww, ¡les amo mucho! Que dolor tener que decirles adiós.


ELENCO:


Kuroba Mario -Momose-:


¡Quiero mucho a este chico! He amado muchísimo a su personaje. Me ha deslumbrado Kuroba Mario. Su Momose ha sido un personaje precioso y muy tolerante.



Quiero seguir conociéndole mejor, estoy segura de que solo va a gustarme más y más.

Yokota Ryugi -Yashiro-:


¡A este niño también le quiero muchísimo! Su interpretación me ha dejado con lágrimas en los ojos, su dolor era tan fuerte y su necesidad de encontrarse a sí “misma” era tan grande que mi corazón solo podía responder “queriéndola”.


Ryugi Yokota me ha tocado el corazón y quiero seguir descubriéndole. Tiene tanto especial.


Química:



Los dos brillan profundamente. No puedo imaginarme al uno sin atesorar en sus brazos al otro, o sin bailar juntos mientras caminan por la vida. Los dos se complementaban de un modo tan especial, tan natural, aun cuando parecieran polos opuestos. Sentí esa química creciendo a cada latido durante toda la película, y esa es otra razón más por la que se suman entre mis parejas favoritas. Los dos eran tan achuchables juntos, tan queridos para mí. Quisiera seguir viéndoles caminar juntos, agarrados de las manos. Sus besos eran muy lindos, aunque no fueran apasionados. 



Me gusta su lenta y vacilante exploración. Como se gustan y temen lo que sienten, como se quieren y no dejan escapar sus alas, y como transmitían todo con miradas, con el tono de la voz o simplemente con estar al lado del otro. El beso final me pareció de cuento de hadas, algo puro que representa libertad. Siempre van a darse amor. 


Awwww, Ryugi y Mario, ¿como pudistéis hacerme sentir tanto, llegarme tan adentro? Están hechos para estar juntos ❤. 

Mayu.

2 comentarios:

  1. Holiiii ^^
    Awww ojalá hubiese visto esta película contigo, yo voy corriendo a apuntarmela porque creo que es de las mías.
    Me alegra que esta parejita haya calado tanto en ti <3
    Realmente me sorprende mucho que esta película sea japonesa (ya sabemos como son allí... xD). Tampoco conocía a los protas, pero quiero enamorarme tanto como tú :3
    Te quierooo <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenas!

    Me alegro que te haya gustado tanto con esa notaza :D

    Nunca he visto una película de este tipo, o sea con el chico transexual, ya la verdad es que tiene buena pinta. Me la apunto, creo que será la próxima película que me vea :D

    Saludos y muy buena reseña preciosa :)

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D