Translate

26 de febrero de 2017

Toshigoro no Otokonoko to Are de Aya Sakyo

IMPRESCINDIBLE

Título original: 年頃のオトコノコとアレ / Adolescence boy & it


Género: Yaoi.

Shelves: manga-beautiful-cover, manga-beautiful-drawings, manga-i-like-virgin-boy,

Status Read: January 10, 2017

Sakurai y Shinohara son dos compañeros de clase que últimamente han estado pasando tiempo juntos.

Shinohara tiene una "novia" pero Sakurai le atrae cinco mil veces más y el día que pilla a su amigo tocándose a sí mismo se da cuenta de que es una tontería tener novia (y es virgen, lo aclaro) cuando SOLO se excita con Sakurai.

Sakurai se queda asombrado con la confesión de su amigo pero no puede negar que él también quiere darle una oportunidad a esa relación.

10/10

Querida Aya Sakyo, ¿¡que debo hacer?! ¿Te construyo un templo por enamorarme siempre tanto? O mejor, dejame conocerte y agradecerte que siempre llenes mis lecturas de un amor que luego me acompaña aún habiendo cerrado el manga.


Este es el último tomo que he leído de Aya Sakyo. Al principio pensaba que era un relato largo y luego fui super feliz al ver que era una obra completa. Aya Sakyo ha vuelto a hacerlo, ¡otra vez me ha enamorado!

Sin ninguna duda, Aya Sakyo se ha convertido en mi mangaka favorita de Boys Love. Lo que siento por esta mangaka no es comparable a lo que siento por cualquier otra. La adoro con toda mi alma.

Toshigoro no otokonoko to are me ha enamorado por completo. ¿Muchísimo? Por supuesto. Es otra historia preciosa y perfecta de una mangaka que solo sabe seducir, enamorar y derretir a mi corazón. Y con ella siempre es verano. ¿Mariposas? Todas en mi estómago por culpa de este romance de instituto.


Me ha encantado este manga. Tiene el maravilloso sello de Aya Sakyo pero es completamente diferente a cualquier otro que haya leído de ella, aunque debería dejar de asombrarme porque Aya Sakyo jamás crea 2 historias o 2 personajes iguales.

En Toshigoro volvemos a las aulas de instituto, y yo adoro los romances BL entre alumnos, tengo debilidad y ya si son un poquito amigos más todavía. Me encanta que a veces excusas tontas como las de este manga, puedan dar paso a una relación, al amor, al deseo, y a todo un carrusel de emociones.

Con Toshigoro me he relajado muchísimo porque es una historia divertida, ligera, dulce, sensual, encantadora, no tiene dramita o sombras oscuras por lo que es puro disfrute. Es como el chocolate dulce.

Shinohara es un chico muy alegre y natural, cualquiera pensaría que tiene experiencia en ciertos temas, pero en realidad suple su inocencia con un montón de pasión y creatividad. Él es un chico muy transparente y yo le quiero mucho.


Sakurai es un chico serio, que le encanta reflexionar sobre las cosas, pero también es muy, MUY, sentimental. Es una dulzura de niño, ¡y muy romántico! Necesita un montón de mimitos. Le quiero tanto, es mi debilidad.

Con ellos dos me pasa que en el fondo tengo debilidad por Sakurai pero me duele admitirlo porque también quiero a Shinohara. Ellos dos son una preciosidad y en realidad me tienen el corazón dividido y shippeándoles cada 5 segundos.

Sakurai y Shinohara me encantan, sus interacciones son divertidisimas. Me lo he pasado genial al lado de mis dos niñitos. Ha sido precioso ver cómo se enamoraban al mismo ritmo que su deseo iba in crescendo. También valoro un montón que los dos sean tan sinceros y dulces, se cuidan mucho y siempre están expresando sus descarados pensamientos.

Se enamoran con toda su alma, sin guardarse nada, y siempre se buscan, con verdades o excusas, para acabar aletargados por tantos besos y caricias que expresan un montón de amor y deseos.

Cuando veo a mis dos niñitos haciendo el amor, abrazándose porque uno está enfermo, yendo a clase juntos mientras Shinohara da mimitos descarados a Sakurai, me convierto en una fangirl.


Sakurai es un amorcito enorme. A él le pilla completamente de sorpresa iniciar una relación con Shinohara pero rápidamente se enamora de él y quiere tenerlo todo, citas, besos en público, coquetear, ser novios sin miedo a que los demás les rechacen. Y Shinohara -mi niñito descarado- desea eso aún más pero él no tiene miedo, porque solo desea amar a Sakurai y el mundo que se calle y por eso siempre es el que besa o abraza primero al otro. Son una preciosidad mis niñitos. ¡Estoy enamorada! Y me ha enamorado aún más como son ellos y cuanto han llegado a quererse el uno al otro.

Quiero más de una historia tan sencilla y natural, tan normal y fresca a un mismo tiempo. Quiero más de esta nueva pareja favorita mia. ¡Os amo, Sakurai y Shinohara!

El sexo, Aya Sakyo lo trata con el descaro y la sensualidad que la caracteriza, y es un aspecto divertido porque estos dos vírgenes andan explorando su sexualidad y no lo saben todo.


Las ilustraciones, son increíbles. Preciosas. Reales. Quiero poder atraparlas y abrazar a mis niños por quererse tanto y por dejarme contemplarlos con unas ilustraciones que solo la magia podría haberlas creado.


Aya Sakyo es magia♡.

Mayu.

2 comentarios:

  1. ¡Buenas preciosa!

    Me alegro de que te haya gustado tanto :D No lo conocía, pero me lo apunto. Me llama mucho la atención que sea ligera y dulce, creo que la tiene que hacer una historia muy bonita. Que adorables parecen los dos *-*

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola preciosa!
    Ains, me encanta cuando traes reseñas tan adorables y en las que se nota que has disfrutado como una niñita al leerlos♥ Me alegra un montón que te hayas enamorado de los personajes, de las escenas, de la historia...♥
    A mi has logrado llamar mi atención, y quizás con esta historia me animé a conocer a tu amada Aya Sakyo :D
    Besitos<3

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D