Translate

31 de mayo de 2016

Reseñando Taste of love ♥

TASTE OF LOVE




País: Taiwán.
Año: 2015 - 2016.
Género: Comedia, Romance, Gastronomía, cultura.
Capítulos: 15.
Cadena: TVBS.

Sinopsis: ¿Qué sucede cuando uno de los mejores restaurantes en el mundo pierde su receta secreta de salsa? Wen-Ji, un famoso restaurante en Hong Kong, es considerado como uno de "los 10 mejores restaurantes del mundo" y ha recibido dos estrellas Michelin durante los últimos cinco años. Wen Feng (Ray Chang), el hijo más joven, sigue la dirección que aparece en la tarjeta de la caja fuerte para encontrar la receta secreta y visita Taiwán, contando con la ayuda de la guía turístico Yeh Xiao He (Vivian Sung). Pero su búsqueda los conduce a la aldea de la ciudad natal de Xiao He de Hon-li, donde descubren que sus destinos están entrelazados de manera inesperada.


No lo puedo evitar, me he vuelto una adicta a este país. Cada día me gustan más, y esta clase de dramas ayudan muchísimo a que me quede pegadita a la pantalla. Taste of love es un drama patrocinado por el Gobierno de Taiwán, que deseaba dar a conocer su gastronomía y su madre tierra. Pero es mucho más que un drama que quiere publicitar y dar visibilidad a un país. Es un drama precioso que me enamoró con todas las letras.

8/10

Taste of love se suma entre mis doramas favoritos. Y que no os extrañe si cuando vuelva a ver el drama le subo la nota. Bueno, tengo la regla de que si repito drama y lo disfruto debo sumar nota, pero es que sin repetirlo, ahora mismo me entran ganas de darle más nota. Adoro este dorama. Lo adoro mucho.





Hace semanas que vi Taste of love y cuanto más tiempo pasa, con más cariño guardo su recuerdo. Es más, cuantos más días pasan, más lo echo de menos. Me encanta este drama. Es una preciosidad. Conecté desde el primer minuto con él y aunque hubo momentos en que me frustraron los secundarios, la historia en general me gustó muchísimo y me dejó con ganas de más. Me habría encantado haber acompañado a mis Wen Feng y Xiao He durante mucho, mucho más tiempo ♡. Ellos son los que volvieron este drama tan sencillo un tesoro. Ellos lo cambiaron todo. Caí enamorada de ellos en cuanto los conocí, y por tanto, también del drama.

No puedo decir que lo considere un drama perfecto, no creo que lo sea, y es la espinita que tengo guardada. Pero es un encanto de drama. Recuerdo que series como Moon river, Love cousine tuvieron más promoción y en realidad no fueron para tanto. Esta otra serie tuvo menos fama y publicidad y en cambio, siento que es mil veces mejor ♡.

Me encantó este drama, es tan bonito, especial, dulce y refrescante, y de alguna forma, tan original. Puedo haber visto dramas parecidos a este pero ninguno como Taste of love y ninguno que juegue tan bien como este con los clichés. Me embrujó, tanto que lo vi en unos cuantos dias y tenia mi corazón en un carrusel. Quizás fue porque yo iba sin expectativas, incluso esperaba que no me gustara, y pasó todo lo contrario. Me hizo fangirlear mucho, soñar y desvivirme. Incluso sabiendo el final, estaba impaciente por recorrer este dorama. No puedo decir que sea una obra maestra, pero quizás por eso es aún más especial para mi, porque es una rareza y tiene un lugar super especial en mi corazón ♡.

Como puntos negativos, que son los que le bajan la nota, os cuento. La excusa que da pie al drama me parece eso, una excusa un poco ridícula con un desarrollo que puede ser interesante pero que a la larga no es precisamente una super trama, más bien es mediocre. Y aquí hablo de la receta y la búsqueda de la persona que pueda volver a crearla. Estando tan cerca de esa persona y recorren un montón de sitios, pero el punto positivo de esto es que vemos un montón de paisajes, nos empapamos de la cultura, la gastronomía y la madre tierra de más de una ciudad; y ya de paso nuestros niños bonitos van enamorándose más y más. El otro punto negativo es que la pareja secundaria del drama tiene muchísimo protagonismo, y son muy, muy frustrantes, sobre todo según van pasando más y más capítulos. Al principio me gustaba esa pareja pero demostraron ser dos locos egoístas que piden a gritos un psicólogo para cada uno, sobre todo para la arpía, porque el chico se cura al final, y se quita la venda de los ojos. Y el otro punto por el que le bajo nota es porque mis niños se hicieron de rogar, sobre todo Xiao He, y aunque se enamoraron desde el primer instante les costó darse una oportunidad como una pareja oficial, y en eso el otro chico también tuvo que ver porque alimentaba los miedos de Xiao He. Y provocaba que ella se autoengañara y negara injustamente sus sentimientos por Wen Feng y perdiera tiempo con su amigo Jun Hao.

El resto de la serie es muy positivo. Tiene cosas buenas, de verdad. Es una historia madura, nada mojigata, fresca. Y me encantan todas sus rarezas. Para mi se ha convertido en una serie especial. Es tan kawaii, tan linda, tan tierna, tan optimista. Es un drama sencillo pero precioso y merece regalarle tu tiempo y cariño. Es un angelito adorable y muy achuchable. Ojala pudiera contaros cuánto me hizo reir, pero sobre todo, cuanto me atrapó y me hizo caer enamorada ☆. Adoro este dorama, lo reitero.





Todavia no habia encontrado un drama de cocina que me enamorara, y este lo hizo. Y no se las dio de ser el mejor drama culinario, como por ejemplo, si hizo Love cousine, que por momentos parecía como si estuviéramos viendo Master chef. Y tampoco fue un drama al estilo Let's eat 2, donde solo engullen hasta dejar el plato vacío. En Taste of love se nos cuentan verdaderos secretos sobre la gastronomía, vemos los platos cocinados, y también de qué están hechos y a que rincón de la tierra pertenecen, también sus propiedades, y cosillas asi, y todo contado de una forma amena y que te deja deseando aprender más y probar esos deliciosos platos, incluso deseando cocinarlos, que es la clave de esta historia, que el espectador acabe amando la cocina y se lance a la aventura de experimentar él mismo. La cocina es parte del porqué se enamoran nuestros protagonistas. Y los paisajes... de verdad que a veces parecía como si hubiéramos entrado en Avatar. Que lugares más bonitos nos muestra este drama. Recorremos muchos sitios y entre ellos, esa ciudad con la que iniciamos el drama, Macao, fue uno de mis favoritos. Me encantaría poder recorrer todos los lugares que muestran en el drama y probar esos tesoros culinarios. Tengo que decir que, me parece impresionante la ambientación que le han dado, todo el presupuesto que han destinado a esto, es impresionante que hayan hecho las cosas tan bien y me encantaría felicitarles.

Es un dorama con el que te puedes relajar, como he dicho, de vez en cuando te pone un nudo en el pecho, y te puede frustrar lo lentos que van los protagonistas y lo pesadisimos que son los secundarios, pero es una mezcla bastante equilibrada entre la comedia, el drama, el romance, y la sensualidad, y como digo, es un drama al que le tengo un montón de cariño a pesar de sus defectos y de que no tenga una super trama. Tiene muchos clichés pero los maneja tan bien que en el fondo te alegras de que los tenga porque te da la oportunidad de ver cómo se pueden resolver sin que estropeen la trama. Quizás con esos clichés no destaca en originalidad, pero si lo hace en el camino que recorre y en todas las sorpresas que nos regala. Yo me pasé la serie sorprendiendome y disfrutandola como una niña. Me tenían el corazón colgando en una nube, y nunca mejor dicho, porque a veces me hacían daño pero otras veces me hacían muy feliz. Incluso cuando llegó el último capítulo me dio mucha pena que la serie terminara. El final es perfectísimo, bueno, yo me habría dado una hora más con mis niños, mínimo, pero me encantó como terminó y cómo los buenos salieron recompensados y los malos perdieron todo lo que querían, por una vez no hicieron ese perdón estúpido de última hora. Este dorama es muy maduro, y lo es en todos los sentidos.

Un aspecto que me sorprendió mucho… todo lo referente al tema de la sexualidad. Tengo entendido que Taiwán es más abierta en ese sentido, que es más sensual, pero en muchas series no se ve eso, y en esta me gustó que trataran el sexo con absoluta naturalidad, pero lo mejor fueron los besos carnales y llenos de amor que se daban mis protagonistas, tan jugosos, tan preciosos, tan diferentes todos, y tan especiales, entraban ganas de ser una misma quien sintiera esos besos.





Los personajes y la química entre ellos es lo mejor de Taste of love.  Me enamoré perdidamente de esos personajes, desde el primer instante en que los vi, desde que Wen Feng corría por la ciudad quitando carteles y Xiao He buscaba los platos más exquisitos en su tiempo libre como guía turística internacional. Después, cuando mis niños se encontraron en el aeropuerto de Taipei (Taiwan) me enamoré aún más. Y fui cayendo en ese hechizo más y más. Cuanto más avanzaba la serie, cuanto más los conocía, más los quería yo y más los sentía como parte de mi propio corazón. No podría imaginarme el mundo sin ellos. Son un tesoro que me voy a llevar siempre. Antes de conocerles, cuando les miraba en esa foto de la portada no podía esperarme que ellos se iban a meter tan profundamente en mi corazón, y ahora no me concibo a mí misma sin ellos. Me encanta haberlos conocido y los quiero un montón. Repetiría todas las aventuras del mundo con ellos y no me cansaría. Los adoro. Valen un montón. Son un precioso sueño para mí.





Su relación es lo más especial de esta serie. Como poco a poco se van construyendo a si mismos con el contacto del otro. Todo lo que se enseñan y se regalan es especial. Y como pareja, es impresionante ir viendo cómo se van quedando atrapados dentro de la piel del otro, como van dejando su huella, y como el otro va marcando a fuego. Disfruté muchísimo de la interacción de los dos, de cómo cada encuentro iba haciendo crecer ese sentimiento, ese amor, esa atracción, esa química sensual, cercana, íntima entre los dos. Que ambos vivan juntos desde el principio hasta el final, y que ambos recorran “el mundo” juntos ayuda muchísimo a que crezca su historia, pero aún sin eso, desde que cruzaron sus miradas, ya había algo especial entre los dos. Me encanta que el destino les regalara la oportunidad de hacer crecer ese sentimiento. Me encanta como siempre podían hablar de todo, como podían enseñarse mutuamente, como los dos aprenden mutuamente sobre el amor, la vida, los sueños, las cicatrices, el pasado, el presente y el futuro, me encanta la enseñanza que dejan en el otro. Como se graban mutuamente, hasta volverse inolvidables.





Pero lo mejor de todo es que aunque se gusten desde el primer momento… su relación va creciendo poco a poco, sus sentimientos se van desarrollando lenta y pacientemente, lo que le da realismo y credibilidad, porque ellos se enamoran con el día a día y no en el capricho de una cita de ensueño. Esa interacción va creando que lentamente se vayan enamorando, se vayan cogiendo cariño, admirando, viendo sus defectos y entendiéndose mutuamente. Ellos no caen en el amor idealizando al otro, ellos aprender a mirar y a beberse con los ojos, y así es como se enamoran, sabiendo cada cicatriz y cada sueño del otro, sabiendo lo diferentes que son y lo cerca que están a la vez. Me maravilló la relación de ambos, esa conexión que se va estableciendo entre los dos. Qué preciosos son mis niños. Cuanto he llegado yo a amarlos y cuantos sueños me han regalado. Conocerles ha sido el mayor regalo que me ha hecho Taste of love. Me encanta saber que siempre podré volver a mis niños bonitos y a su linda y sencilla y auténtica y cercana historia de amor. Me gusta como ese amor no es un cuento de hadas, es algo que a cualquiera le podría pasar, y yo ya estoy esperando para que llegue a mi propio Wen Feng, o quizás debería salir a buscarle al aeropuerto xDDDD. Me encanta como mis niños se hacen creer mutuamente, como luchan juntos por todo, como se vuelven compañeros, y cómo eso les lleva a verse más y más especiales, como eso les hace aprender sobre las virtudes y defectos del otro y caer profundamente enamorado. Me encanta como ellos se aman porque sé que durará para siempre.





Xiao He me ha encantado, es una protagonista valiente y muy dulce. Es pequeñita en aspecto pero es muy fuerte de corazón. No diré que no tiene ciertos problemas de autoestima, pero es que ya lleva cinco novios infieles y traicioneros, aun así ella no reniega del amor, solo se vuelve algo cauta, miedosa y racional. Sobre todo porque solo quiere ver sus diferencias con Wen Feng y le cuesta creer que un principito como él pueda amarla. Pero Wen Feng no sería mi niño si no le demostrara por activa y por pasiva que ella es lo más bonito de su vida, y no como un capricho, sino como algo permanente, algo que tiene raíces profundas. Wen Feng es un amor, parece tan soberbio y creído y tiene un corazón tan amable, dulce, y especial. No es precisamente lo que una esperaría teniendo en cuenta que viene de una familia con dinero, él no mira a las personas por encima del hombro, solo lleva una fachada de duro e impasible, fachada que rapido se resquebraja ante Xiao He.




Me encanta como mis dos niños no pueden evitar desnudarse ante el otro, y de esa autenticidad, del día a día, de la cotidianidad, nace ese amor.

Me encanta como Wen Feng no duda en admitir que está enamorado de ella y que le parece la persona más especial que ha conocido jamás, y que jamás ha conocido nadie como ella, por lo que es maravillosamente rara. También me encanta como ante ella Wen Feng siempre es muy protector, muy cálido, me encanta como ambos juegan como niños, cómo Wen Feng siempre está atento, como nunca le quita la vista de encima y como cuando está lejos de ella la anhela con toda su piel, como conversa con la osita deseando poder abrazar a su amor, poder mirarla a los ojos y quedarse prendado de sus labios, igual que se queda su corazón cada vez que está cerca de ella. Y me encanta como con ella baja las defensas, como sin pensarlo no usa máscaras y vive libremente, y como nos demuestra que no es snob y que aprecia de las cosas más sencillas de la tierra. Me encanta como Xiao He cura sin pretenderlo el corazón roto de mi principito, me encanta como le rescata de esa prisión, como le ofrece luz y le demuestra que quien te ama no sacrificará lo que más amas por puro egoísmo, sino que siempre contara contigo y cuidará de tu corazón, y ya de paso, te hará brillar. Y me encanta como Wen Feng siempre está salvando a Xiao He, como sostiene a esta mujer acostumbrada a sostenerse sola y a pelear contra los gigantes ella solita, me encanta como la acompaña en todo, como la crítica cuando lo necesita y como la acuna contra su pecho para que llore, o la abraza cálidamente, o la cuida dulcemente, me encanta como mi niña es capaz de sacar al auténtico Wen Feng. Y me encanta que Xiao He no sea la típica protagonista debilucha o egocéntrica, me encanta que tenga término medio, que sea una chica normalita y a la vez una preciosidad que te enamora por como es y por cómo vive siempre tan intensamente. Xiao He algunas veces se reprime a sí misma hacia el final pero a la larga, demuestra que solo necesita coger fuerzas para poder correr hacia lo que realmente quiere. Además, es una niña incondicional, leal, super especial, maravillosa, una dulzura, y tan alegre, tan llena de vida que una se queda pegada a la pantalla con ella. Y se cura a sí misma, y cura el corazón asfixiado del principito, me encanta cuando no duda en correr hacia él y salvarle de todo lo que pueda herirle, y me encanta como sin pretenderlo se gana toda la completa devoción del príncipe. Me encanta como le devuelve los besos a Wen Feng, cómo sueña con él sin poder evitarlo, y me encanta como nos muestra quién es y quien fue, la clase de maravillosa amiga que es. 



Mi favorito es mi principito, es el que más me conmovió. Ella me gustó mucho pero es él quien me enamoró perdidamente. Vivo enamorada de este hombre ♥. Él tiene algo especial que no tiene nadie más en todo el drama. Su personaje me ha llegado al alma y se suma entre los mejores personajes masculinos que he conocido nunca. Le quise mucho desde el primer instante y pasar más de quince horas a su lado ha sido memorable. No le voy a olvidar nunca, no a mi querido Wen Feng. Le admiro un montón y me encantaría traérmelo a este lado de la realidad. Me sorprendió y me cautivó, porque aparentemente es un chico muy frío y muy duro, pero esconde un corazón super herido que pide a gritos a alguien que cure sus heridas y le devuelva la fe. Me mataba que mi niño tuviera el corazón roto y me hizo llorar mucho ir viendo como iba reconstruyéndose a si mismo. También me flipó que él, que es tan racional, disfrute de jugar como un niño y se entregue con tanta devoción a su pequeña guía turística. Le amo. 




Mis dos niños son un tesoro que guardo fuertemente en mi corazón, no podría dejarlos ir, los quiero demasiado, ellos me han regalado el mundo, y me ha encantado sentirme viva junto a ellos, sentirlos respirar, vivir, gritar, pelear, reconciliarse, soñar, amar. Las horas con ellos fueron todo un carrusel de emociones, y lo más importante, estoy orgullosisima de ambos. Adoro a Xiao He y estoy perdidamente enamorada de Wen Feng, solo pensar en mi principito y se me desboca locamente el corazón. Quiero más de mis niños, y quiero una vida junto a Wen Feng, el chico que es duro e impasible, el borde y metepatas, el niño herido, el hombre que sabe cómo besar, abrazar y amar para toda la vida a una mujer, mi pequeño devoto, mi niño precioso, al que me muero por besar y atrapar su piel, mi Wen Feng, el que sabe como hacerme perdonarle y soñarle para siempre, quiero que venga a mi este hermoso príncipe que no es un príncipe.

Y no puedo terminar de hablar de mis niños y su precioso amor sin mencionar la explosiva química que hay entre los dos, la atracción entre ambos es muy, muy fuerte, se nota que fuera de pantalla los dos se atraen, y dentro de pantalla aún más. Es una de las parejas con más química que he visto nunca. Es que es verlos y quedarse babeando, quedarse prendada de ellos. Desde el primer hasta el último instante sabes que lentamente, va a nacer un amor imposible de olvidar, uno de esos que se anhelan si están lejos y que te hacen sentir mil cosas si están cerca.







La pareja secundaria, Jun Hao y Charlie. Al principio me gustaban mucho los dos, eran una pareja explosiva que prometían mucho. Y de verdad que tienen escenas bonitas y llenas de conexión, incluso hay mucha atracción sexual entre los dos. 





Pero Charlie se pierde cuando ve a Wen Feng, y se va perdiendo cada vez más, y aunque Wen Feng deja clarísimo que no va a volver con ella y que le agradece haberla visto de nuevo para no tener conversaciones pendientes ni heridas abiertas, esta arpía se vuelve loca y se empeña en creer que si mete sus garras va a obtener algo. Incluso cuando Wen Feng le confiesa que se está enamorando perdidamente de su Xiao He. Pero Charlie es una loca que usa su amistad con los tres personajes para intentar que todo salga según sus planes. Le cogí mucho asco a esta mujer. Es de las peores mujeres que he conocido, debería irse directamente a un hospital, necesita un par de psiquiatras porque llega a extremos muy fuertes. Y no duda en romper el corazón de todos si es necesario. Jun Hao es un encanto, hacia el final le tomé un poco de manía porque me daba mucha rabia que fuera solo una marioneta y que no pensara en que Xiao He es una amiga que le quiere mucho y que no merecía que la atizaran con miedos y mentirijillas. Me habría encantado que este chico, por su amor a la loca, no llegara a esos extremos. Me dio pena ver como un chico que vale tantísimo se perdía. Al final abre los ojos y por eso salvo a Jun Hao, y porque antes de eso me gustaba mucho, pero… me decepcionó. No fue muy buen amigo con Xiao Xe.





No quiero terminar esta reseña sin nombrar a otros personajes secundarios, que son unos cuantos, que no dudan en enriquecer esta historia y acompañar a nuestros personajes, los queridos y los no tan queridos. Todos ellos le dan aún más luz a este drama. Y quiero mencionar especialmente al padre de Xiao He, a su loca hermana y al hermano de Wen Feng. Me gustó mucho esa relación que te muestran de un pueblo unido, aunque a veces solo traigan más enredos divertidos, pero sobre todo, me gustó la bonita relación de Xiao He con su familia, y me dio tristeza que Wen Feng no tenga con Wen Yi una verdadera y estrecha relación de hermanos.

El Ost, normalmente las series taiwanesas no tienen Ost destacables, pero quiero nombrar una canciòn de este drama que me volvió loca, By my side de mi querido Bii, ¡le reconocí nada más escuchar su voz! Adoro esa canción, y sonaba justamente en los momentos donde mis niños más se desataban. También me gustaría destacar el opening, no por la canción en sí, sino por la coreografía, es impresionante el ending que han creado xDDD. El ending también era bonito por el Mv.

Os recomiendo totalmente este drama, que para mi gusto, es de los mejores que una puede ver de un país tan excéntrico y especial como es Taiwán. Y aquí no hay chicas gritonas ni melodramas grandísimos, prometido, tiene su toque de drama pero el verdadero amor escala por encima de todo eso, y ya solo por conocer a Wen Feng y sus mil y un gestos secretos con Xiao He merece la pena ver esta serie. Yo me enamoré de ella por mis dos niños, y como aliciente e ingrediente principal del drama, esa madre tierra que hay que preservar y cuidar y esos alimentos que hacen de una cultura algo verdaderamente especial. Todavía puedo sentir el sabor de la comida, el sabor de los lugares con los que pisé con los pies de los niños, y como no, el sabor de ese amor tan lento y bonito.


ELENCO:



Ray Chang (Summer love, I’m sorry I love you):

Mi principito. Uno de mis actores favoritos de Taiwán, se suma a mi lista con Danson y Baron. Como ya os conté en la reseña de I’m sorry, vi esa serie por el gran trabajo que hizo en Taste y ya le conocía de una película que no me gustó. Y me encantó redescubrirle aquí. En Taste me enamoró perdidamente y ahora no pienso perderme ni uno solo de sus trabajos. Incluso le sigo por Instagram y ya estuve viendo todas sus fotos. Es un actor humilde y muy tierno, bueno, eso como persona, un encanto de sonrisa hechizante. E interpretando es maravilloso porque se mete en la piel de sus personajes de una forma que te deja sin palabras. Nunca tiene dos personajes iguales, lo que es digno de aplaudir, más si os digo que bien dos series seguidas de él y no me acordé del otro personaje mientras vivía a uno de ellos. Es la clase de actor qué te hace creer todo lo que él quiera. Tiene un don para dibujar personajes, para meterse en la piel de ellos y hacerte creer que puedes atraparlos con la mano. Adoro a mi niño. Es más bonito él. Y debo admitir que quiero ser besada por él, porque con Vivian se daba unos besos que madre mía, me dejaron con mucho, mucho calor, y con mucha envidia. Mi Ray, le quiero mucho. Y físicamente, es guapo, tiene labios carnosos, un cuerpo de infarto, y unas manos que prometen placer xDD.

Vivian Sung (Our times):

La película en la que la descubrí no me gustó pero ella sí. Y fue genial poder ver el primer drama que ha hecho, y que ese primer drama la haya hecho brillar tanto como ella se lo merece. Para ser jovencita es una actriz con mucho potencial, y que con lo que nos ha mostrado, es para cautivar ya al espectador. Tiene algo muy dulce, y muy frágil, me encantó cómo supo llegarme desde el primer momento con su personaje y como no perdió el hilo ni se le fue de las manos, porque los personajes cándidos tienen peligro. Espero que le den pronto otro drama, y quiero que algún día vuelva a tener otro protagónico con Ray. Esta chica es una dulzura que merece tener en cuenta. Me encanta mi niña mimada.

Química entre Ray y Vivian:





Como ya he dicho, son una de las parejas con más química que he visto, y no hablo solo de Taiwán. Hay parejas que desbordan algo especial, algo natural que no se puede forzar ni fingir, y ellos lo tienen. Me encanta la persona a quien se le ocurrió juntar a mis niños. Sí, serán mis niños siempre, y me encanta. Incluso los compartí con mi querida Jabitha, a la que admiro un montón y por la que me guio mucho, y a ella también la fascinaron.

Son una pareja que tiene una química maravillosa, muy íntima, romántica, y sensual. Te hacen beberte todas y cada una de sus escenas juntos. Si por separado son grandes actores, juntos lo son el triple. Es que ellos con solo mirarse a los ojos te dicen un millón de cosas que no te dicen otros ni con besos, así que imaginad cuando comparten pensamientos, cuando se abrazan, o acarician, o cuando se lanzan al vacío. Desbordan amor, y desbordan atracción, y desbordan química. Son esencia pura, y resulta imposible no degustarlos mínimo en el paladar.





Hero Tai:

No le conocía de nada y la verdad es que me encantó. Lo hizo super bien. Me creí todo, todo de él, y me gustó mucho. Su personaje tenía muchísimos matices y él se entregó muchísimo. Me encantó haberle conocido. Además, está buenísimo sin camiseta.



Yang Qing (Rock n’ road):

Es la villana y no puedo decir que me encantara, pero si que la considero buena actriz porque la tomé 100 % de manía.

Edison Wang (Bromance):



No tiene mucho papel en esta serie, lo que me dio bastante penita porque aun siendo el villano en Bromance, le tomé mucho cariño al actor y me alegró mucho ver los primeros minutos y encontrarme aquí a Edison. No puedo decir que en Taste hiciera una mejor interpretación, su personaje fue bastante rígido y casi no tenía interacción con personas importantes del drama salvo via telefónica con Ray Chang, y limitado al tema receta. Pero le considero un buen actor.

Mayu.

26 de mayo de 2016

Reseñando The time we were not in love



Título: El tiempo que te he amado.
Episodios: 16 capítulos.
Año: 2015.
Cadena: SBS.
(Corea)

Versión original: 
In time with you (Taiwán). Ariel Lin & Bolin Chen.


Después de replantearme la decisión de darle una nueva oportunidad a las series que dejé abandonadas, he hecho locuras como leer pequeñas revisiones de Scent of a woman, leer revisiones exhaustas de todos los capítulos de I need romance -solo vi unos 20 minutos de serie xD- incluso si solo encontré revisiones en inglés de los últimos capítulos, y por último, embarcarme en una aventura como esta, en un género al que yo francamente en literatura denominaría como una mezcla de lo más curiosa entre chick lit y sentimental. Lo máximo que puedo decir de este drama es que subió de un cero a un tres, ya me parece todo un récord teniendo en cuenta que la odiosa versión taiwanesa tiene un - 100000000000, pero aún así, en una valoración final, darle una segunda oportunidad a la versión coreana no fue un acierto.

3/10

No suelo arrepentirme de las series que ya he visto porque es inútil, básicamente las horas invertidas ya se han ido y no queda otra que aceptar lo "vivido". Podría decir que esta serie es como uno de esos días que empiezan raros, después mejoran mucho, y se acaban arruinando malísimamente. Pues eso exactamente es lo que me ha pasado a mí con este dorama. El primer capítulo no me gustó porque me parecía todo muy superficial, frío, y soso, e incluso sentía que su actriz principal, Ha Ji Won, estaba imitando la gran interpretación de Ariel Lin. Pero a partir del segundo capítulo, con la entrada del personaje de MyungSoo y con el descubrimiento de quién es en realidad el personaje de Lee Jin Wook, sentí que había sido una buena idea apostar por ser más abierta, más madura. Querer aceptar historias que en mi cabeza no habría hilado jamás, básicamente.



En el fondo tengo una niña dentro que no cree en el amor y quería que este amor mantenido por diecisiete años me devolviera la esperanza, más aún en estos tristes momentos de mi vida. Pero no pasó. No me devolvió la creencia en el verdadero amor. Simplemente porque este drama no cuenta una historia de amor entre dos personas, es la historia de un chico que ha amado toda su vida a una chica, que la ha apoyado, que la ha cuidado, protegido y acompañado, que ha suspirado en el más absoluto secreto por ella, y es la historia de una chica idiota que pasa de su mejor amigo siempre que tiene un nuevo chispeante amor a la vista, y es una enamoradiza de cuidado, solo falla en que jamás se enamora del chico que vive a su lado y que acaricia su pelo cuando ella duerme.


Me dio mucha pena esta historia porque hasta el capítulo seis la serie era muy interesante, y prometía un romance entre mejores amigos con el que reiríamos, lloraríamos y sobre todo, suspiraríamos a montones y tendríamos mucho skinship pero nada que ver. A partir del capítulo siete y de la vuelta explosiva del oscuro ex novio todo el drama cayó en picado, se convirtió en un desastre. ¿Qué cuando noté que esto era ya un desastre insalvable? Pues sobre el capitulo 9. Y que sepáis que prácticamente vi toda la serie, solo a partir del capítulo 14 me salté algunas escenitas porque no aguantaba nada a nuestra protagonista y me estaba siendo muy, muy difícil no tirarla de los pelos, así lo digo.

Acabó por decepcionarme mucho el drama. Yo adoro las historias de amor entre mejores amigos, y más si son vecinos, he leído un montón de libros con esa premisa, y no me canso. Son como los mangas o doramas de gender bender, es ver una chica disfrazada de chico e ir a por ello. Son temas por los que siento muchísima debilidad. Siempre fangirleo con esos temas. Con este drama no iba fangirleando antes de empezarlo teniendo en cuanto lo malísimo que me pareció In time with you (fue el primer drama que abandoné, con eso os lo digo todo, mi no-reseña AQUI) pero yo quería ser tan madura como una mujer que ha vivido varios amores y poder aceptar historias que son lo opuesto a los cuentos de hadas. Pues sigo siendo una inmadura entonces, porque el drama perdió todo lo bonito que tenía y acabó por amargarme. Me decepcionó muchísimo, cierto es que superó a la otra versión pero hasta el capi 6 le habría dado un 6 y después bajó a 2'5 - 3.

¿Recomiendo el drama? Bueno, es decisión vuestra, ahí prefiero no meterme, que en gustos no hay nada escrito, todo depende de si se conecta y se ama la historia.

En mi caso, no la pude amar, y acabó por parecerme aburridísima, hecha de puro relleno, y con uno de los peores personajes femeninos con los que me he cruzado jamás.

Además, me pareció la historia de amor más falsa del mundo (la más no, pero casi), a los protagonistas jamás logré verlos como nada más que amigos y todo por la gilipollas de nuestra protagonista que solo se enamoraba de culos bonitos y personalidades complicadas mientras el chico de al lado lloraba por dentro.



Esa mujer me pareció insufrible, y eso que al principio me divertía a su lado, pero acabé por odiarla mucho, y no entendí que narices la veían todos esos guapetones, si la chica más sin personalidad no podía ser. Era avanzar los capítulos y ver como ella cada vez liaba más y más las cosas. Además, era un poquito fina, porque en unos meses de nada, tres enamoramientos, y dos chicos con quienes acostarse, y no se acostó con los tres porque el primero en realidad no estaba interesado en ella, que si no. Batió los récords esta mujer. Y con su mejor amigo acabó por pura pena, que sino... a ella solo le gustaban los malotes, los buenos chicos como su amigo solo le resultan aburridos salvo para tomar pollo y cerveza. De verdad, Hana es una insufrible y no se merece el amor de su ex novio ni de su mejor amigo. Y digo esto sin ser una devota del ex novio.

Esta mujer era mucho peor que la protagonista de Discovery of love, al menos esa sabía las decisiones que tomaba aunque fuera manipuladora, esta en cambio es una niñata que cree que con su carita de niña buena todos sus desastres pueden ser perdonados. Su ex novio la definió así "mujer indecisa cuya indecisión decide siempre por ella". Vamos, es de las que se dejan arrastrar. Y para ella el verdadero amor es aquel que te acelera el corazón, aquel que sabe a lujuria y pasión desatada.


Con el novio. 

De verdad que no entiendo como este drama puede habernos vendido el cuento de que era una historia de amor entre dos mejores amigos. En todo el drama solo él estuvo enamorado, ella prefería contentarse con su compañía y hacerle carantoñas mientras estaba soltera, entonces se volcaba en él y parecía quererle mucho -pero sin rebasar la amistad-, y luego, en cuanto entraba en acción algún bombón, adiós a su amigo. Incluso rompe su amistad intima por tener a su ex novio, el que la plantó el día del compromiso de boda, ¡manda narices! Resultó ser mala amiga además de nunca estar enamorada de su mejor amigo, con el que acaba casándose y teniendo hijos, y aprovechando para gobernarle y regañarle incluso por cantar al despertarse de lo feliz que es. Asquerosa, te odio ¬¬.


Con el mejor amigo. 

Me dolió que dos chicos tan cuquis como resultaron ser Choi Won (el mejor amigo) y Seo Hoo (ex novio - novio) sufrieran por una estúpida sin personalidad ni corazón como Hana. Incluso las acelgas como dicen en Bomba Soju, tendrían más autenticidad que Hana.  Ambos tenían muy mal gusto en mujeres, tengo que decirlo. Pero al menos Seo Hoo se ha librado de Hana, y todavía tiene posibilidades de encontrar algo más que una acelga. Choi Won debe quedarse atado por unos bebés a Hana, pero después de todo... esta mujer superficial, gruñona, fría, mandona, e idiota, es su sueño y su gran amor, así que con tenerla ya tiene una gran sonrisa bobalicona en los labios.



Entre estos dos chicos, me quedo con Choi Won, a pesar de que pueda ser un poquito soso, pero también es sexy, y es un amor de hombre. La clase de persona que jamás te va a herir, a fallar, o a decepcionar. La clase de chico que hará todo por y para ti. El chico que te verá como su diosa y que te colocará siempre en el primer lugar de su vida. Lo ha hecho con Hana durante dieciocho años, así que, no creo que eso cambie nunca. Este chico ha demostrado tener la paciencia de un santo y aunque su razón para no confesarse, y no confesarse, y no confesarse, me parece de lo más estúpida, solo puedo decir que, de nada habría servido cuando Hana jamás ha sentido que Choi Won fuera el amor de su vida. Me da penita que este amor de chico tenga que conformarse con ella, que esté tan hipnotizado por esa belleza morena, pero bueno, es un bobo. Un bobo encantador, amoroso y super valioso. Choi Won, te adoro *_____*.



Seo Hoo, el ex novio, pues lo ponen de vuelta y media durante casi todo el drama, y luego Hana vuelve con él y le regala los oídos con te amo y cosas de esas y abrazos, besitos, sexo, y broncas por cada cosa seria y romántica que el pobre chico hacía. De verdad que esta mujer tiene algo en contra de sonreír, relajarse y ser feliz. Si quería fingir que amaba a su ex novio, que lo hubiera hecho mejor. Yo creo que en el fondo solo quería herirle de la misma forma que él la hirió a ella en el pasado. La verdad es que Seo Hoo no me llamó demasiado la atención, a pesar de que adoro al actor que le interpretaba, pero me dolió verle llorar, me supo muy mal como le trata Hana todo el tiempo. Cuanto peor le trataba ella, y cuanto más mal hablaba a las espaldas de él, mejor me caía a mí. La verdad es que no sé para qué volvió porque pobre Choi Won, pero oye, Seo Hoo tampoco estaba mal, era bastante dulce a su manera (aunque todo tuviera que hacerse a su manera).  


Este drama contiene la historia de amor más forzada que he visto nunca. Que mal que hayamos tenido que ver una historia de amor que no es amor. En los últimos capítulos no sé cómo pude seguir viéndolo. Sobre todo porque dejan TODOS los secretos sin resolver, y los pocos que resuelven, los hacen mal. Es una mala serie la mire por donde la mire una vez que se volvió irreparablemente desastrosa. Y eso unido a la sensación de lentitud que ofrece todo el drama y a todo el relleno y relleno que tiene. Que desastre de drama. 



ELENCO

Ha Ji Won (Ba:Bo):

De momento no puedo contarme entre las fans de esta mujer. Abandoné algunas de sus películas, solo en Ba:Bo me gustó su dulce interpretación, y en esta serie su actuación me ha parecido un auténtico desastre. Leí críticas de cómo besa (no abre los labios) pero es que en este drama no solo eso es criticable en ella. Me pareció una de las peores interpretaciones que he visto nunca. Estoy segura de que esta mujer, con toda su súper fama, puede hacer algo más que darnos un personaje insufrible y sin personalidad que solo sabe lucir hermosa. Me da pena que el primer drama que veo de ella sea tan así y que parte de esa culpa recaiga absolutamente en ella. Ojala en algún otro drama me parezca buena actriz, tengo todas mis esperanzas puestas en Secret garden.



De momento no voy a decir que me vuelva loca, y no sé si podrá hacerlo algún día, pero me ha gustado este actor, y ha sido el mejor, con mucha diferencia, de toda la serie. Él les ha dado mil vueltas a casi todos en cuanto a interpretación y sobre todo, en cuanto a implicación. Me ha parecido un poco soso, no diré que no, pero también ha sido dulce, y le he tomado mucho cariño. Quiero volver a verle en Goodbye Mr. Black.

Yoon Kyun Sang (Pinocchio, No breathing):


Mi niño, le adoro. En cuanto me di cuenta de que el ex novio era él, tuve un aliciente para darme una oportunidad para ser madura xDDD. No creo que haya sido su mejor papel, pero no lo hizo mal. Bueno, creo que él podría haber dado más porque en Pinocchio estuvo soberbio, pero aquí fue un placer para mi vista, y me gustó como lo hizo, tan oscuro y a la vez tan tierno y frágil. Quiero a mi niño.

Jin Kyung (Blood, It's okay it's love, Pinocchio):


Esta actriz cada día me gusta más, y por eso todavía estoy esperando que le den un protagónico. Sé que es más mayor de lo que suelen ser las protagonistas pero todavía luce y es joven, y además, es una mujer con un don para la actuación, nunca dibuja dos mismos personajes iguales y tiene algo que me encanta. Desde que la descubrí me gusta, y cuanto más la he ido viendo, más la aprecio. Me he dado cuenta de que me encanta Jin Kyung, y saber que ella está en un drama me pone contenta. En este drama pude ver su lado más infantil, como cuando deliraba por Mir de MQBLA -y hermano de una de mis niñas mimadas, Go Eun Ah- o cuando fangirleaba mirando la foto de Woohyun de Infinite, pero odié mucho cuando la forzaron a tener un romance con un señor que me producía absoluto rechazo.

L / MyungSoo (Master's sun):


Me encantó poder encontrarme con uno de mis Infinitos, mi niño queridito. Le vi hace muy poquito en Master's sun y me encantó, y no podía no verle aquí, aunque solo saliera en tres capítulos. Fue una de las interpretaciones más destacadas del drama, y el único que tuvo química con Ha Ji Won. Este niño tiene un don pequeño que irá creciendo poco a poco, y yo solo espero que le dejen desarrollarlo, porque se lo merece mucho. Me encantó su actuación y me intrigó mucho su personaje, porque no solo fue el niño adorable de la versión taiwanesa, sino que también escondía secretos, y desprendía un montón de hormonas que te hacían mirarle con otros ojos.

Lee Joo Seung (Pinocchio, Producers, Let's eat 2):

Solo le nombro porque ya le he visto en varios dramas. No sé porqué, y yo admito que actúa bien, pero no me llama nada la atención. Y eso que en este drama a él le habían regalado una historia de amor con la actriz jovencita pero carismática y adorable Woo Hee.


Shin Jung Keun (Pinocchio):

A este señor solo le menciono porque fue el padre del personaje de Park Shin Hye en Pinocchio, y me hizo gracia reencontrarlo como padre del personaje de Ha Ji Won, por suerte, esta vez estaba felizmente casado.

Mayu.