Translate

13 de diciembre de 2015

Reseñando ☆ Wild chives and soybean soup (Junsu y Gok)


WILD CHIVES AND SOYBEAN SOUP: 12 YEARS REUNION / CEBOLLINOS SALVAJES Y SOPA DE SOYA

(DORAMA COREANO, 2014) (26 CAPITULOS):

Quería ver este drama desde hacía mucho tiempo. Siempre me han llamado la atención las historias donde hay embarazos y siempre me han gustado las historias de amor que tratan sobre dos personas que en el futuro se reencuentran. Me encanta que triunfe el amor. Y me gusta ver como enfocan la maternidad en distintos países.

NOTA VISTA A PASO RÁPIDO: **/*****.

Lo primero que debo contaros es que este drama, como High society, también lo vi A paso rápido. Tampoco pretendía hacer eso. Pero así acabó. Solo vi los dos primeros capítulos completos, en el tercero renuncié a aburrirme. Y no me arrepiento de haberlo hecho. Y a diferencia de High society, la parte que si vi de esta historia si me gustó y se lleva el aprobado del A paso rápido. Os cuento, no me salté ni una sola escena en la que salieran o se hablara de Junsu (Joon Soo) y Dalrae/Jang Gok. Cuando yo leí la sinopsis se decía que Junsu y Jang Gok (la llamaré asi pero habéis de saber que Dalrae es el nombre que usa Gok en el futuro) eran los protagonistas y como secundarios teníamos a sus familias y a la familia de la tercera en discordia. Pero a la hora de la verdad, todos los líos familiares ocupaban el 80% de cada capítulo, lo que solo dejaba a mis niños bonitos con dos o tres escenas juntos por capítulo. Una gran injusticia. Y algo que para mi fue totalmente en contra de la historia. A mi no me importaban todos los líos y desgracias de las tres familias, tampoco me interesaba ver como se peleaban y se ponían la zancadilla unos con otros. Yo solo quería ver a mi Gok y mi Junsu y disfrutar de su tiernísima historia de amor. Y eso ocurrió en los 26 capítulos de Wild chives. Los protagonistas siempre fueron los secundarios de esta historia. Y se merecían haber podido serlo todo en este drama. Por todo ello y porque todo lo que atañía a las familias me aburría un montón (toneladas y toneladas), tuve que recurrir Al paso rápido, yendo solo a lo que me interesaba. Por tanto, de todas las numerosas tramas que tenía este drama familiar solo me interesaba la de mi linda pareja. En el futuro seguro que me hago un recopilatorio de ambos, que los dos fueron una parejita tan linda que se lo merecen.





Junsu y Gok consiguieron atraparme con su historia. Me encandilaron. Me encantaron ellos, eran tan adorables y achuchables. Y no es que tengamos un montón de escenas como pareja. Realmente no. Pero si tenemos muchas escenas con ambos tonteando (queriendo y sin quererlo) en el pasado y en su reencuentro doce años después. Debo admitir que esperaba más de la historia de Gok y Junsu pero.... se que no es culpa suya, es solo que los guionistas no les dieron todo el tiempo, el mimo y el protagonismo que se merecían. De verdad que si, que los dos se merecían mucho más. Eran mis dos tesoros. Y llenaban totalmente mi corazón. Y todo el tema del embarazo, solo dura unos pocos capis pero fue hiper lindo verles ilusionados por algo así. Y en el reencuentro fue hermoso verles volver a enamorarse pero también descubrir cuanto se habían anhelado durante esos doce años. La historia acaba con ellos dos haciendo por fin lo que quieren y yendo en contra de los deseos malsanos de sus familias -que querían verlos infelices para siempre- pero no me gustó que no hubiera más de ambos tras el final. Es que perdieron tanto tiempo con los dramas familiares que no mimaron a estos dos personajes todo lo que se merecían. Además, en la reseña de mi querida Oppas Paradise leí que la serie iba a tener un montón de capítulos mas. Y se nota, porque realmente se quedan casi todas las tramas abiertas. Por mi parte me da igual, si hubiera sido por mi habría echado de esta historia a la tercera familia y habría aligerado los dramas de las otras dos y le habría dado más profundidad y más escenitas a mis protagonistas.


Os cuento un poco por si os encantan los dramas familiares y queréis ver Wild chives:

En los trece primeros capítulos nos situamos en el año 2002. Tres familias se entremezclan en esta historia. Por un lado están los padres de Junsu, que viven cómodamente con mucho dinero pero que están divididos por las disputas del cabeza de familia con su hermano pequeño (el tio de Junsu). Por otro tenemos a la familia amiga de éstos, donde el hombre le es infiel a su mujer y donde la hija de ambos (amiga de la infancia de Junsu) siempre está molestando a Jang Gok. Y luego está la madre de Jang Gok, y la familia de ésta en general, que siempre están muy preocupados por su pobreza. También hay más dramillas e historias de otros personajes del instituto. Y luego... tachan, ¡están Gok y Junsu, los protagonistas con menos tiempo de pantalla en la historia de un drama! En los trece últimos capítulos nos situamos doce años después y la trama sigue siendo algo parecido a esto, pero con la familia de Junsu siendo pobre y la de Gok ricos.

Wild chives es una historia que tiene dos tesoros preciosos (Gok y Junsu) y no les deja brillar como se merecen porque lo empañan todo rellenando drama y más drama con líos familiares que me hacian dormirme. Si véis Wild chives y os gusta, enhorabuena, y si no os animáis a verla, os aseguro que yendo A paso rápido la historia se entiende perfectamente.



No me arrepiento de haberle dado una oportunidad a Wild chives porque de ella me llevo una parejita que con sus virtudes y defectos supo conmover y colmar a mi corazón. Adoré todos y cada uno de sus tonteos. Los dos eran preciosísimos y juntos lo eran aún más. Además, su historia es tan pura y tímida que resulta toda una novedad. Y en el presente, su historia tiene tinte entre cómico y agridulce, lo que me llevaba a sonreír como una boba cada vez que ambos aparecían en pantalla juntos. Yo los quiero a estos dos. Los quiero en su pasado y en su presente. Los quiero por ser tan lindos y darme tanto . Me hicieron fangirlear. A veces tenía mis dudas con ambos pero consiguieron superarlo y se volvieron sumamente hermosos. Quiero mi recopilatorio de sus escenas juntos. En serio, es para no perdérselas. Me dejaron sin palabras. Pocas veces he visto en un drama una historia de amor con la sencillez y la timidez y ternura de ésta. Los dos eran dos inocentes angelitos cuando se conocieron y enamoraron por primera vez. Y cuando se reencontraron, nos probaron que nunca se habían olvidado y que se habían dejado huella. Salté de pura emoción al ver como, ambas veces, y sin dar grandes pasos, ambos se enamoraban. Daba igual que quisieran o no quererse, ambos solo podían quererse el uno al otro. Y es cierto que nunca los veía tan felices como cuando estaban juntos. Os cuento que el malentendido a raíz de lo que les separa solo se resuelve -y a medias- entre el penúltimo y el último capítulo de este drama. Me tuvieron en tensión hasta el último minuto. Menos mal que yo quiero mucho a Junsu y Gok. Y sabía que los dos tenían que encontrar su final feliz. Pero oye, que se me quedaron cosas por ver de su reconstrucción, y eso me entristece. Si se le hubiera dedicado menos tiempo a cosas que no importaban (los tres dramas familiares) Gok y Junsu habrían podido tener la épica historia que se merecían.

¿Y cómo eran Gok y Junsu en 2002 y cómo en el 2014? Pues en el pasado Gok era súper valiente, intrépida, estaba un poco loquita pero en un buen sentido, era dulce y tímida. Adorable. Y Junsu era muy extrovertido, sonriente, inocente, protector, y súper lindo. Y los dos eran una cosita preciosa y hecha de polvo de estrellas.
Y en el presente corren rumores de que Junsu es un mujeriego pero mas bien al contrario, lo que pasa que va por el mundo con una fachada de simpatico superficial que no le corresponde y nadie es capaz de hacerle sentir salvo Gok. Y Gok pues va por ahí en plan fría y estirada pero en realidad tiene un corazón de oro, solo que desconfía de todo el mundo y va por la vida protegiéndose de todo en vez de ser la tierna aventurera que era antes.
Y ambos se gustan mucho, mucho, siempre, de una forma inevitable y súper inocente. Bueno, en el presente la tensión sexual es mucho más obvia pero en realidad estuvo siempre ahí. Lo que pasa que en el presente Junsu se muestra super pícaro con Gok y no para de tratar de subirle los colores y desafiarla a que no aparte los ojos de él .



Actores, interpretando a Gok, en el pasado tenemos a Yoon So Hee , y el presente, tenemos a Lee So Yeon ^^; e interpretando a Junsu (Joon Soo), en el pasado tenemos a Lee Won Gun y en el presente, tenemos a Nam Goong Min ^^. Me encantaron los cuatro, trabajaron muy bien como pareja y me conquistaron. Aunque admito que los que me robaron el corazón fueron los actores mas jovencitos, su quimica fue insuperable ♥♥. Amaria verlos juntos en otro drama. Los dos actores adultos también lo hicieron bien para mi, no me hicieron sentir exactamente lo mismo que los jovencitos (esa grandeza abrasiva), pero si me dieron buenas vibraciones y me hicieron sonreir. Amé a las dos parejitas y sus cuatro actores hicieron un buen trabajo. Fue bonito conocerles. Yoon So Hee y Lee Won Gun pueden contar con todo mi amor, fangirlee con ambos, eran super achuchables. Son dos actorazos. Y ahora solo puedo imaginarles llenándose de besos el uno al otro. Tengo que hablar de Lee Won Gun, que es un ladrón de corazones, ya veréis como os lance el niño esa sonrisa, enamora con una naturalidad que es casi cosa de magia. Sus personajes y los cuatro actores fueron joyitas, y me emocioné, reí, y lloré con ellos, y me parecieron muy lindos. Y Yoon So Hee también es súper achuchable.


Otros actores, me reencontré con Choi Won Hong (el cuñado de Oh Ha Ni en Playful kiss) pero ya no tan niño, y conocí a otros como Ra Yoon Chan (interpretando al hermano de Gok), la niña Lee Young Eun (que comparte una historia de amistad con el tío de Junsu), y Han Min (interpretando al amigo de ambos protagonistas), todos ellos de la ambientación de 2002, que para mi gusto fue la más cuidada.


¡Saludos!


Mire - Mayu.

2 comentarios:

  1. Hola estoy comenzando a ver este dorama y me encanto sus canciones, de casualidad no sabes como se llaman?? seria de gran ayuda :D

    ResponderEliminar
  2. Hola. Me encantó tu análisis de esta serie. Yo recién la encontré en Netflix y verdaderamente estoy de acuerdo con todo lo que escribiste. Debo decir que esa sonrisa en verdaderamente MAGICA y que en combinación con su ser tan protector (de Junsu), enamora a cualquiera. Me dio mucha lástima que esa "magia" ya no se viera en el actor que hizo de Junsu adulto. La chispa se escapó y como la sonrisa de Junsu de 2002, no hay otra.
    Creo que me habría gustado más que Lee Won Geun interpretara a Junsu adulto.
    Y sí...demasiado tiempo perdido en dramas familiares agotadores.

    ResponderEliminar

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D