Translate

28 de noviembre de 2014

Vampiresa por sorpresa de Kayoru

Oh, Kayoru, preciosa mangaka que me trae tan buenos recuerdos. Aún hoy puedo sentir en mi piel lo que sentí cuando la descubrí. ¿Pero cómo pude amarte? fue el primer y único manga que tuve la oportunidad de leer de Kayoru, y me enamoré. Le tengo un cariño inmenso a esa obra, ese shojo tan tierno y romántico.


Por eso, cuando Ivrea anunció este 2014, que iba a volver a publicar algo de esta mangaka, yo salté de alegría. Ansiaba desesperadamente leer este manga. Intuía que Vampiresa sería una obra muy diferente pero esperaba que me gustara y que quisiera llevarme esta obra a casa después de leerla en la FNAC. Y lo inesperado sucedió, Vampiresa por sorpresa no me gustó. No tuvo, efectivamente, nada que ver con ¿Pero cómo pude amarte?, y si, fue doloroso hacer este descubrimiento. Ahí estaba yo, preparada para enamorarme, y salí escaldada, decepcionada. Todo lo contrario a enamorada.

Vampiresa por sorpresa no me ha gustado nada, no me creí la historia, no empatizé con los protagonistas, no me creí su amor ni su evolución psicológica y emocional. Lo leí pero no puse el corazón en la lectura. No encontré a la misma Kayoru del pasado en esta obra. Este manga no me provocó ganas de llorar pero si un sentimiento de vacío.

Esta historia no tiene una base que la sustente. No hay credibilidad en ella, y no es porque hable de vampiros y sea un manga de fantasía, sino porque no hay una buena historia  entre sus páginas.






De esta niña solo llegué a conocer tres cosas:
1)      Está enamorada de su vecino Ren. 
2)      Su madre la ignora y por eso puede desaparecer y que no se preocupe.
3)      Es la reina vampira reencarnada y es incapaz de controlarse a sí misma una vez que su lado vampiro despierta.

El primer punto le entiendo. Ella siempre se ha mostrado muy tonta y fría con el vecino pero en el fondo está loquita por él. En su corazón de niña, quiere de verdad a este chico. Solo le hace falta un buen cambio de actitud.

El segundo punto no lo entiendo pero es una licencia que se toman muchas autoras en mangas y libros juveniles. Les da libertad de movimiento a los jóvenes protagonistas aunque les reste credibilidad.

El tercer punto no hay quien se lo crea. Fue muy sacado de Blood+. Chica que no sabe quién es y que sufre un "despertar vampírico" en la adolescencia. Pero eso tiene un pase. Lo que no es perdonable ni creíble es esto: la protagonista, al despertar, no tiene ningún control sobre sí misma, se siente muy perdida y asustada y no duda en morder, beber sangre y matar. Y de repente, eso cambia, en un día, y sin entrenamiento alguno, ella pasa de ir mordiendo a malos tipos a controlar cada paso y cada mordisco que da. No, no me lo creo. Y menos que la respuesta sea, ser correspondida por su gran amor, la ha hecho ser la mejor vampira iniciada de la historia de Japón. Venga ya, si un día antes iba por ahí sin saber lo que hacía, perdiendo todo control de sí misma, ahora no va a ser la perfect queen. Y esa es otra, la llaman Reina. Y me pregunto yo, ¿reina de quién? Nunca llega a acercársele ningún otro vampiro.


Luego está él, Ren, el vecino, el que supuestamente también está enamorado de ella. Como un adolescente de dieciséis años era creíble, pero como un cazador de vampiros no, y menos como el líder del grupo. Y si nos paramos a pensar en el cambio absolutamente radical... todo empeora. Él pasa de ser un chico divertido, tierno, a… el mortífero y frío cazador. En un segundo, ella deja de ser su bonito amor, su vecina de al lado, para ser su próxima caza, y él no duda de esto en ningún momento, incluso cuando ella vuelve a ser la dulce niña que no comprende nada de vampiros. Él se pasa medio manga persiguiéndola, tratando de matarla, y en el último segundo, se desprende de una vida de odio y lucha y se entrega a esta vampira, para huir y recorrer el mundo. Y luego aparecen los dos, tan felices y contentos, cuando una organización les está persiguiendo. Demasiado fantasioso y poco creíble todo ¿no? Incluso para un manga de fantasía.

La historia de amor no tiene base alguna tampoco. Pasan de gustarse a ser enemigos a muerte y luego pasan de eso a volver a enamorarse. NO ES CREÍBLE. Sobre todo en él, que ha vivido toda su vida con un fin, y con unos ideales, y eso no se puede cambiar sin una evolución.

En este manga Kayoru ha ido a lo fácil, no se ha currado nada la trama de esta obra ni la evolución o la poca personalidad de los personajes. ¡Que rabia!


Las ilustraciones... muy bonitas, Kayoru tiene un toque muy especial a la hora de ilustrar. Y en eso la obra no desmerece.



Mire - Mayu.


25 de noviembre de 2014

Mi tercer novio de Matsu Kotou


Mi tercer novio es la primera obra que leo de Matsu Kotou, y espero que no sea la última. Me ha gustado bastante este tomo. Aunque no todo lo que yo esperaba.

 
 
Mi tercer novio es un tomo bonito, refrescante, y es bastante atípico. Ha sido toda una aventura leer este tomo. Y me ha gustado. La historia me ha enganchado y ha hecho que se me escapara alguna lagrimilla. Es muy entretenido y tiene un toque profundo y emotivo, serio. No es la típica historia shojo y tampoco incluye el típico triángulo amoroso. Me ha gustado este tomo pero lo he sentido incompleto. Ese final es un continuará en realidad y me da rabia que esta mangaka haya cortado ahí la historia. Mi tercer novio no había acabado, entonces, ¿por qué apresurarse y ponerle ya punto y final? Es que tengo la sensación de que esta historia se ha quedado a medias y de ahí mi desilusión.

Me ha gustado la premisa de este tomo. Creí que me embarcaría en la típica historia repetitiva y que sería todo muy superficial pero nada que ver. Mi tercer novio no es un tomo infantil, esconde una historia bonita, madura, entre sus páginas, emotiva, y bastante agridulce. Me ha hecho un nudito en el pecho la tristeza de este tomo. Ha sido un manga bonito de leer y no me arrepiento de haberme perdido entre sus páginas, pero sé que no le daré más lecturas porque me pondría triste. Ese final no es un final, es que esta historia está inacabada y me parece muy, muy injusto. Tampoco digo que debiera tener muchos tomos pero al menos uno más si, para poder cerrar bien la historia, para poder dejar a nuestra protagonista feliz y contenta.

La protagonista me ha encantado. Rio tiene quince años y un cuerpo y rostro de escándalo. Su apariencia la trae muchos problemas, porque los tíos solo la ven como una facilona superficial y sin sentimientos con la que echar un polvo. Su apariencia la tiene un poquito acomplejada, porque ella no es ni superficial ni facilona, ni una devora hombres. Rio es virgen, ¿cómo no serlo si todavía es una niña? Y aunque aparenta ser superficial, tonta, no lo es. Es una chica que se guarda sus sentimientos y que Rie siempre. Es su forma de sobrevivir, reír para protegerse y reír como filosofía de vida. Rio es adorable y ha sido super tierno conocerla. Además, he disfrutado viendo como Rio se enamoraba de Nomita, el chico guapo que esconde siempre su belleza, el gemelo tímido y dulce y amable de Riichi. Nomita es un amor y también me ha parecido adorable. Salvo una cosa, el gusto de Nomita por las chicas.
 
 

Nomita y Rio son compañeros de clase y coinciden en una goukon. Allí Rio se siente avergonzada por un percance con su ropa y Nomita la rescata. Desde ese momento los dos se unen mucho, ella le ayuda a ser más seguro de si mismo y le anima para que luche por la chica que le gusta, Sonokawa. Rio ayuda mucho a Nomi, y Nomi es un buen amigo de Rio. Pero Rio entre encuentro y encuentro empieza a enamorarse de Nomita y entonces, cada paso que da para que Nomi conquiste a Sono, duele mucho.

 
 
También tenemos a Riichi, que es muy guapo y mujeriego, el típico chico que se aprovecha de su belleza y es cruel con las chicas. A todas las chicas les guste el popular Riichi y a ninguna le gusta su gemelo Nomita. Salvo Rio. Rio se enamora mucho de Nomita. Y Riichi no le gusta nada. Así que por ahí no hay triángulo. El escaso triángulo viene de que Rio se enamora de Nomi, Nomi está enamorado de la superficial e idiota Sonokawa, y Sonokawa está impaciente por salir con un chico pero que no sea Nomi porque entre él y su gemelo no hay color (palabras de Sono). Sonokawa no me ha gustado. No entiendo porqué Nomita la quería. Tampoco entiendo como no quería a Rio.

El final es esperanzador para Rio, pero en el fondo no se sabe si Nomi le dará una oportunidad a Rio o no. Se da a entender que a Nomita, tras la gran decepción con Sono, le empieza a gustar Rio y se siente celoso al pensar que Riichi pueda quitársela, pero no hay ningún desarrollo de eso. Y yo quería ver a Nomita enamorarse de mi Rio. Muy injusto que ahí acabe la serie.
 

La historia personal de los gemelos, es curiosa, y deja muy marcada esa rivalidad inconsciente entre ambos. Es una pena que no haya una resolución entre ambos.

La verdad es que me ha sorprendido este manga por el juego de las apariencias, y porque muestra una gran verdad, la rapidez con la que juzgamos a todo el mundo sin pararnos a conocerlos. Es un manga interesante, emotivo, y le recomiendo, pero no es la gran maravilla.

Me ha gustado cómo dibuja Matsu Kotou, es linda.

Mire - Mayu.

24 de noviembre de 2014

No - Reseña de La portadora de almas de Victoria Vílchez.

Querido libro.... siento tener que abandonarte, pero es que no siento nada leyéndote.
ESA ES MI CORTA HISTORIA CON ESTE LIBRO.
 
NO - RESEÑA DE LA PORTADORA DE ALMAS:
 


Después de leer a Victoria Vílchez con otros dos libros, tenía ganas de leer La portadora de almas. No puedo afirmar que necesitara leer este libro. Algo en él no me atraía, quizás el miedo a que no me gustara. Pero quería conocer sí o sí a Gabriel y Cassandra. Y francamente, desde la primera página, este libro no ha sido mío.

Varias razones me han llevado a rendirme con este libro. Me ha dolido pero le he enviado a la etiqueta de abandonados. Y por otro lado, no siento ni la menor curiosidad por saber cómo continúa el libro desde el punto en que lo he dejado.

No es que me parezca un mal libro, no, pero tampoco me parece uno especial. Para mí fue demasiado corriente desde el principio. No veía nada novedoso en él. Tampoco me inspiraba ganas de seguir leyéndolo. Fue empezarle y sentirme completamente ajena a este libro. Me he sentido muy desconectada de este libro paranormal. No sentía nada leyendo las aventuras de Cas y Gabriel, pero nada de nada. Ni intrigada, ni triste, ni conmovida. Nada. Podían suceder mil cosas, y yo lo leía todo sintiéndome indiferente, como una espectadora incapaz de sentir real aquello que está viendo. Simplemente, este libro no evocó su magia para mí. Creo que ni él es para mí ni yo para él.

Por un lado, verme tan desconectada de La portadora de almas me hacía sentir vacía. No había emoción alguna al pasar las páginas. No había ese hormigueo o esa curiosidad innata que te incita a seguir leyendo y a descubrir todos los secretos del libro. Por otro lado, este libro me parecía uno más, semejante a muchos otros de fantasía juvenil. Un libro corriente, otra historia más sobre ángeles y demonios con brujitas con dones espirituales.

Tampoco quiero juzgar mucho este libro porque hay demasiado de él que no he leído, solo que este libro no funciona para mí. Eso en el fondo es triste, porque había leído algunas cosas muy bonitas sobre Cas y Gabriel y yo quería sentir lo mismo. Pero cuando un libro no te dice nada, pues eso, solo puedes aceptarlo.

Por otro lado... los personajes.

 
Cassandra no me gusta, lo debo admitir. Tampoco es que me parezca mala chica, pero no me gusta su comportamiento en ciertos momentos, sobre todo en lo referente a Gabriel. No me gusta nada como trata a Gabriel. Desde el principio, malinterpreta todo lo que él le dice, es un poco cruel con Gabriel. Después se pasa todo el tiempo llorando, desesperada por volver a verlo, y en cuanto lo tiene a su lado, le trata horriblemente mal, le echa de su lado, es cortante, borde, toda una niñata. Ahí lo dejo.

Gabriel es muy majo, tiene un lado vulnerable. Por un lado, se muestra intocable, reservado, pero por otro, hay algo en él que le hace volver siempre a por Cassie. Además, parece que está solo. Y no es malo. Es un chico joven y corriente. Hasta ahí lo poquísimo que yo sé de él.

La relación Cassie - Gabriel. No me ha parecido espontánea o real. No he sentido química entre ambos. No he sentido nada leyendo este libro y con estas escenas tampoco. Bueno, no he llegado a leer muchos encuentros entre la portadora y Gabriel pero... volvemos al principio, sin química.

Los secundarios. Está Lena, Mara, y la madre de Cass. Pero tampoco me han llamado la atención. Aunque eso sí, la prima Lena ha sido la que mejor me ha caído de lo poco leído.

Incluso en las letras de Victoria Vílchez se nota que este es un libro muy juvenil. He echado en falta la madurez y esa chispa bonita que tenía Antes de que decidas dejarme. Gabriel y Cass no van a seguir contándome sus aventuras. Espero que su cuento acabe bien pero no seguiré leyéndoles.
 
Mire - Mayu.

 

20 de noviembre de 2014

ANTES DE QUE DECIDAS DEJARME (Antes de que, #2) DE VICTORIA VÍLCHEZ

¡¡Lectores míos!! ¿Cómo estáis? Yo malita, pero aun así, no quería dejar pasar el tiempo. Tengo que hablaros del último libro que he leído. ¿O debería decir... devorado? 

10/10

Me duró un suspiro el libro. Me gustó mucho. Me sorprendió. Lo empecé creyendo que no me iba a gustar. Y me gustó. Pero al principio no me parecía una maravilla. Y después, pasó de solo gustarme a secas a enamorarme. Me conquistó despacito, se me metió bajo la piel, me envolvió con su magia. Ha sido un libro entretenido, refrescante, y con dos protagonistas de los que divagaré y mucho, son geniales, y gracias a ellos esta historia me ha gustado infinitamente y para siempre♡.

¿Queréis saber de qué libro hablo? El libro en cuestión es la historia de amor de Becca y Jota, los dos achuchables protagonistas de Antes de que decidas dejarme.


Este es el segundo libro que he leído de Victoria Vílchez. El primero fue Antes de que digas adiós y no me gustó. Y por eso iba tan reticente con este. Como la historia de Ari y Lucas no me gustó, temía que la de Becca y Jota tampoco me dijera nada. Pero por suerte, no ha sido así. Mi primera intuición no se equivocaba. Jota y Becca iban a ser unos protagonistas a los que merecía la pena conocer. Me he enamorado de ellos y su historia me ha parecido muy bonita.


Tenía ganas de saber cómo era Victoria Vílchez como escritora. Y esta semana lo he descubierto. Pero sentirme tan decepcionada con Antes de que digas adiós, me hizo replantearme comprarme o no Antes de que decidas dejarme. Por suerte, tengo una amiga toledana, que es un amor, Inés, y me ha regalado en ebook el libro de Jota y el de Gabriel . Ya no tenía razones para quedarme con las dudas. ¿He dicho ya que adoro a mi amiga Inés, que es también muy achuchable? Así que, sin más demora, me olvidé de mi desconsuelo, de mi tristeza y amargura por culpa de la historia de Ari y Lucas, me alejé de Tenerife, y puse rumbo a Madrid, donde me esperaban Jota y Becca en Antes de que decidas dejarme.




Me ha gustado mucho la historia de Becca y Jota. Para mi es un imprescindible, y me ha gustado muchísimo, y ya se cuenta entre mis mejores lecturas del 2014. Me ha enamorado lentamente la historia de Becca y Jota, me ha llegado al corazón. He llorado leyendo este libro, ha sabido meterse bajo mi piel. Me ha parecido bonito. Es, como dice la portada, ligero, refrescante, conmovedor, romántico. Es una novela con mucha chispa, con una frescura que me ha sabido a gloria, con una ternura que me ha derretido por completo, me lo he pasado pipa leyendo la historia de Becca y Jota. No podía parar de leer el libro, me enganchó, me sorprendió, mucho. Y me encantó, esos protagonistas marcaron la diferencia. Becca y Jota son tan amorosos que no he podido evitar perder mi corazón por ellos. Me lo han robado y a traición. Yo no me esperaba querer así a Becca y Jota. No creía que su historia fuera a enamorarme. Y sin darme cuenta ambos se me fueron metiendo dentro y cuando quise darme cuenta, ya no tenía corazón, me lo habían robado estos dos adorables personajes.

Becca y Jota son dos protagonistas adorables, achuchables, maravillosos. La luz que ambos le aportan a esta novela es increíble. Sin ellos, el libro estaría vacío. Becca y Jota son imprescindibles y me han gustado mucho. Son dos protagonistas increíbles y yo me los comería a besos. Son muy, muy achuchables. Y hacen una pareja preciosa. Becca y Jota son perfectos el uno para el otro. Lo supe desde el primer momento.


La historia de amor de ambos es sencillita, muy fresca, natural, espontánea. Me he creído cada paso, me he bebido cada encuentro de ambos, cada escena que compartían era especial. Su historia de amor es muy bonita . He disfrutado mucho viendo cómo se enamoraban, se me ha escapado más de una lágrima con Jota y Becca, ha sido divertido verles enamorarse con tanto descaro, luchando contra la atracción para al final rendirse ante tanto amor. Lo mejor ha sido verles como novios, eran una pareja tan linda, tan llena de ternura. Algunas de las escenas que compartían me sorprendieron mucho, había algo tan bonito en ver a Becca y Jota enamorados . No podía parar de sonreír ante tanto amor. Me han dejado con una enorme sonrisa en la boca. Ha sido mágico perderme en Antes de que decidas dejarme, pero sobre todo en Becca y Jota.


Ya os he contado que me he enamorado de ambos. Son dos protagonistas maravillosos.




Becca es una chica que me ha conquistado poco a poco. Es una joven muy realista, que ha escapado de su ciudad, de su vida entera, para dejar atrás una relación destructiva. Becca necesitaba encontrarse a sí misma y así es como llegó a Madrid. Lo cierto es que esta nueva vida la ayuda a convertirse en otra persona, a descubrir a la verdadera Becca. Me ha encantado verla crecer. Becca ha demostrado que es una chica dulce, soñadora, alegre, con mucho corazón. Y también valiente, y generosa. Adorable. Me ha dado toda una lección, sobre todo en la recta final del libro. Me ha encantado mi querida Becca.

Pero el dueño de mi corazón ha sido Jota. Desde el primer momento vi a través de él y supe que no era lo que parecía. Sabía que tras el chico solitario se escondía alguien increíble. Pero en el fondo no sabía que tanto. Victoria Vílchez me ha sorprendido al entregarme otra clase de protagonista y le doy las gracias por no haberme dado otro chico malo, otro capullo que colecciona chicas y va por ahí de chulo y arrogante. Jota no es así. Si se hace el duro, y si es muy sexy, pero su bordería es todo fachada, es una forma de protegerse, y es tan solitario que nunca deja que nadie entre en su vida. No tontea con chicas. Y cuando conoce a Becca, Jota quiere volver a vivir. Así, tal cual. Vivir. Becca le cambia la vida sin ella saberlo.

Ha sido tan hermoso descubrir al auténtico Jota, arrancarle cada capa y meterme bajo su piel. Jota es increíblemente tierno, detallista, cariñoso, vulnerable. Esa es la palabra que mejor le define: vulnerable. Pero ese es un secreto al que solo Becca tiene acceso. Yo me he enamorado de Jota . Ahora es mío. Os juro que mientras leía quería meterme dentro del libro y abrazarle muy, muy fuerte, quería coger su corazón y curarlo.

Jota me ha sorprendido mucho. A veces hacia unas cosas, tenía unos detalles con Becca... bueno, yo alucinaba con él. Joder, su corazón es muy, muy bonito. No solo está tremendamente bueno, es que tiene un corazón roto que me muero por recomponer. Le amo. Sí. Imposible no enamorarse de Jota. Y que no se ponga celosa Becca, que también es imposible no quererla.


Este libro es muy chulo, será un new adult pero no os preocupéis, no es un dramón andante, y no es una copia de otros cien mil. Los protagonistas lo han pasado mal, sí, pero no van por ahí como almas en pena. Ambos tratan de luchar por la vida y se aportan mucho el uno al otro. Su relación es encantadora, y no es ni posesiva ni celosa ni agobiante, es natural, perfecta en el fondo. Y tan tierna que yo no podía parar de sonreír. Y también descarada. Los dos tienen desparpajo y son refrescantes.

Estos son dos protagonistas que merece la pena conocer. Son lo mejor del libro. Y hacen un tándem perfecto. Y su historia de amor es muy bonita. Especial. Solo le pongo una pega, ¡quiero trescientas páginas más de ambos! En serio, no puedo decirles adiós, no quiero cerrar los ojos y pensar que ya no habrá más Jota y Becca, me parece injusto. Quiero más, mucho más de ambos. Ese final no puede ser una despedida. Los dos se merecen que yo contemple más de su emotiva historia.

El final me ha parecido increíble. Creo que Victoria le ha dado una auténtica vuelta a un cliché muy usado y lo ha manejado mágicamente. Esas cartas de amor por parte de Jota, la forma en que Becca se toma la distancia entre los dos... bueno, ha sido hermoso. Y por supuesto, el final feliz. Becca y Jota tienen su happy ending.


Esta historia de verdad me ha llegado al corazón. Es bonita y Jota y Becca se lo merecen todo en la vida, y son muy afortunados por tenerse mutuamente. Es una pareja increíblemente achuchable. Y se hacen muy felices, que es lo más importante. Y se aman, obvio. Nunca niegan, ni por un instante, que sienten algo muy fuerte por el otro, aunque a Jota le cuesta más tiempo encontrar el camino de vuelta, rendirse y sentirse en paz consigo mismo, entregarse para siempre a Becca. Son dos protagonistas muy jóvenes, que lo han pasado mal, que se han caído y han aprendido a levantarse, pero ambos están perdidos y encontrarse es una cosa maravillosa que les ofrece el destino. Si, ambos estaban destinados a estar juntos. Leedlo y ya veréis como sí. Cosa del destino. Los dos son un amor y me ha encantado verles desnudos, tan dulces, y sobre todo… tan vulnerables… Ha sido hermoso verlos encontrarse, amarse, y sentir en mi piel como dejaban caer sus defensas hasta desnudar sus almas. Se nota que me he enamorado de ambos y que su historia de amor me ha hecho suspirar mucho, ¿no?

Es perfecta en su sencillez, ternura, descaro y frescura. Y es encantadoramente emotiva. ¿Queréis pasar unas horas maravillosas y divertidas? Pues adentraros entre las páginas de esta historia, Becca y Jota os esperan


Respecto a los personajes secundarios... pues ellos también tienen un papel importante. Son sobre todo un apoyo para los protagonistas. Pero me han gustado. He echado en falta que salieran más personas del antiguo entorno de Becca, porque es como si se olvidaran de ella en cuanto traspasa las fronteras de otra ciudad, pero bueno. De Jota, pues no tenemos a sus padres por ejemplo, pero eso se entiende al final del libro, hay un porqué. Y el resto de secundarios tienen mucho que ver con Jota. Para empezar, la otra compañera de piso de Jota y Becca es la prima de Jota, Lucía, y como amigos tenemos a Ari y Lucas. Cosas curiosas... Ari y Lucas no me gustaron nada pero nada en su propio libro y en este si me han caído bien y me ha gustado su presencia y lo que le aportan a Becca. Lucía ha sido el mejor personaje secundario, yo quiero la historia de amor de la prima con Daniel, alias culo perfecto. Lucía es un amor de chica, dicharachera, vivaz, encantadora, y está muy unida a Jota y enseguida se hace amiga de verdad de la buena de Becca.


El sexo... Tiene su toque justo de sensualidad y no es demasiado explícita. Me gustaría que se recreara un poco más, lo admito, que le diera un toque más... caliente, que cada roce y mirada fuera más sensual, vamos, que me hiciera gemir -pues nada, ya lo he dicho- pero está bien, me gusta que solo lo use lo justo y necesario. Al menos no llena páginas y páginas de sexo como recurso fácil y todo suena... muy natural. 

La ambientación… ha sido buena, aunque me habría gustado que se hubiera recreado un poco más en los exteriores, que nos hubiera paseado más por Madrid. Quiero más citas entre Jota y Becca. Debo decir que yo soy una de esas madrileñas que no conocen el cerro del tío Pio, espero visitarlo algún día.

Como detalle, añadir que me alegro mucho de que Victoria narrara las cartas de amor de Jota, porque otra escritora habría ido a lo fácil y no nos habría dejado leerlas. También me ha gustado el recurso de la música y de cómo cada canción dejaba entrever mucho sobre Jota. Al final las he escuchado todas. Las letras eran importantes. Un par de ellas han logrado emocionarme. Tenían unas letras muy bonitas y le iban perfectas a Jota. El baile... ay, me ha encantado que Jota y Becca bailaran. Que divertido. Y que loco. Y que maravilloso.

¿Qué más? Me ha gustado mucho como escribe Victoria Vílchez. Esta novela ha sido más seria, más madura, emotiva, y eso se ha notado en sus letras. Me ha encantado la pluma de Victoria. Sí, sí, sí. Ha sido increíble. Punto. Muy bonito. Me ha hecho llorar y todo, por lo que contaba y por como lo contaba. Pluma con magia. Con frescura y descaro. Pluma a la que quiero seguir leyendo. Sí. 


Quiero mas por.... 

1. Lo que he dicho, siento que todavía me queda mucho más por disfrutar de esta pareja, y me parece injusto que se acabe ahí. Es un final muy bonito y la historia igual, pero tengo ganas de más. Más... y más. Es cruel que llegáramos tan rápido a la palabra FIN. De verdad, es que hay tanto por ver de ambos . Exijo YA una segunda parte de Becca y Jota (y no, no estoy pidiendo drama como excusa para una segunda novela), quiero más de mis dos caramelitos.

2. NECESITO tener el punto de vista de Jota. Si Victoria quiere escribir otro libro narrado bajo su punto de vista, yo me lo llevo. Me voy a enamorar más de él, así que firmo ya mi petición. Jota es un amor (bueno, a veces se comportaba como un idiota por miedo y por pura autodefensa - tendría que haber conocido a mi Owen de Just listen, Owen le habría enseñado mucho sobre cómo dejar de huir de la vida y saborearla -   y una vez le faltó pedir perdón) pero a veces era doloroso no poder vivir todo bajo su piel. No he podido parar de anhelar meterme dentro de él. Sentir lo que pensaba en todo momento. Saber cómo es enamorarse de Becca bajo su perspectiva. Joder, es que tiene que ser tan bonito refugiarse en el corazón de Jota...




¡Un abrazo corazones!
Mire - Mayu.


16 de noviembre de 2014

Antes de que digas adiós (Antes de que, #1) de Victoria Vilchez.

¡Buenos días queridos lectores! ¿Qué tal estáis?
Yo hoy vengo hablaros de la última novela que he leído, la historia de Ari y Lucas, una novela corta de sesenta páginas escrita por Victoria Vilchez.
 
Conozco a Victoria vía facebook, es una escritora muy atenta con sus lectores y siempre está compartiendo detalles de sus libros en su grupo de FB, además, es amable y cercana, y yo tuve la oportunidad de conocerla en la Feria del Libro 2014. Es encantadora.

Mi querida Arse me regaló este pequeño libro de Victoria Vilchez, el primero de su serie romántica juvenil "Antes de que...". Arse es un amor y a mí me hace muy feliz su generosidad
 
 
Bueno, dicho esto vamos a por la reseña.
Cuando se publicó este libro a mi me llamó mucho la atención. La portada es muy bonita, me encantan esos tonos y el romance que rebosa. El titulo no le comprendía (al leer el libro ya si se entiende), pero no sonaba mal. Y la autora era completamente desconocida para mí, pero estaba despuntando en la romántica juvenil de la mano de Ediciones Kiwi. Tenía muchas ganas de leer este libro. ¿La razón principal? Mi debilidad por las historias de amor entre mejores amigos. Después, pasaron los meses y las ganas de leerlo se desdibujaron. Y hace unos días me acordé de este e-book y me dije "vamos a leerlo". Y por mala fortuna o que se yo, voy a contracorriente de las otras personas que lo han leído. A todo el mundo le ha gustado mucho este libro, todos ponen por las nubes la historia de Ari y Lucas, y a mí en cambio no me ha gustado. Me he sentido triste leyendo este libro. Desalentada. Decepcionada.
Yo esperaba algo completamente diferente cuando me embarqué en la lectura de Antes de que digas adiós. Mis expectativas no se han visto cumplidas. Victoria no ha estado a la altura de lo que yo esperaba. No he sentido mariposas, no he sonreído todo el tiempo, no me ha chiflado este libro. Al leer este libro, he descubierto que Antes de que digas adiós no es para mí. No digo que otras personas no puedan o no vayan a disfrutar de este libro. No es una mala historia, ni cuenta con una protagonista odiosa, o está mal hilada, no. Pero este libro no ha reflejado lo que yo esperaba. Y no me ha rozado en ningún momento el corazón. Tampoco es que me haya sentido desconectada de este libro. Pero no me ha gustado nada lo que he encontrado entre sus páginas.

Para empezar, Ari y Lucas no son amigos. Yo no los he visto como amigos. No hay complicidad entre ambos, no hay confianza, no se cuentan nada el uno al otro, no pasan nunca tiempo juntos. ¿Cómo me voy a creer que eran amigos si fue una sorpresa que se encontraran en Tenerife? Estos dos se conocieron estudiando en una universidad de Madrid, en la carrera de biología, y en verano, Lucas se fue a Tenerife solo y lo mismo Ari. Ninguno de los dos sabía a dónde se iba el otro de vacaciones. No dudo de que en el pasado hubieran estado unidos, aunque ese pasado solo se refiriera a unos cuantos meses. En la actualidad, y desde hace mucho, Ari y Lucas ya no son amigos, no desde que se liaron en el cumpleaños de ella, y menos desde que él optó por fingir que no recordaba nada y ella creyó que debía esconder su sucio secreto. Ari y Lucas no son amigos. No, no y no. ¿Cómo puede ser que sean amigos y que no hablen de nada, nunca? Hay muchos detalles que evidencian este hecho. Por ejemplo, en la fiesta de cumpleaños de Ari, Lucas la saludó un minuto y se escapó de su lado corriendo. No entiendo con qué fin le hizo una fiesta a su amiga. ¿Para qué? ¿Y para que invitó a todos sus ligues a la fiesta de su amiga? Los cumpleaños son algo importante. Entonces, ¿para qué invitar en ellos a gente que no te importa? ¿Y para que celebrar un cumpleaños de una supuesta amiga si luego le falta tiempo para apartarse de su lado? No me he creído la amistad de ambos. Para mí ha sido algo forzado, irreal. Eso en el terreno de la amistad.
Por otro lado, no me creo que los dos se amen. Ninguno de los dos demuestra querer demasiado al otro. Ari actúa como una niña tonta enrollándose con el guapo Eric para darle celos a Lucas y jugando con la idea de echarle un polvo al surfista. Y Lucas no sé de qué va con un ligue tras otro, dejándose toquetear por todas las chicas, huyendo de cada fiesta con tías sin importancia. Y el tema "concédeme el último baile" entre Ari y Lucas suena bien bonito, hasta que caes en la cuenta de que es algo deprimente porque luego Lucas siempre se va a echar un polvo con otra. No me he creído que ésta fuera una historia de amor. Ari y Lucas no deberían acabar juntos. Es más, ojalá Ari hubiera acabado con Eric.

Los protagonistas no me han gustado.
 
 
Ari me caía mal y bien a ratos. A veces actuaba como una niñata egoísta e inmadura, estúpida, desconsiderada. Me irritaba. Y era bipolar. Ahora Lucas, ahora Eric, de nuevo Lucas, otra vez Eric. A Ari le faltaba carácter. La manejaban casi como una peonza. Luego hay otros momentos en que es dulce y muy mona, y me encogió el corazón lo mucho que quería a Lucas y lo poco querida que él la hacía sentir.
Desde el principio se nota que Ari está coladita por Lucas, y ella, la que renegaba de los ligones, está colgada del rompecorazones de la universidad. Y ahí está, tratando de ser su amiga mientras espera la oportunidad de tener un hueco en su cama y en su corazón. Pero lo de meter a Eric de por medio fue algo ruin.
 
 
Lucas no me gustó nada. Le odié desde el minuto uno. Me pareció insoportable. Un gilipollas. Y me enervó mucho que llamara zorra a Ari. Creo que Lucas debería mirarse primero en el espejo antes de llamar a otra persona con ese nombre tan despectivo. Él. El tío que solo sabe perseguir faldas se atreve a llamar zorra a su mejor amiga por un baile tonto y una broma sobre bailes privados que ella no ha hecho. Lucas es odioso. ¿Qué derecho tiene él para sentirse el amo de Ari? Me pareció asqueroso que se atreviera a usar esas palabras con su mejor amiga, y no me gustó nada su actitud posesiva y dominante. No creo que un idiota como él se merezca a Ari. Lucas es un niñato, y yo no me he creído ni por un momento que quiera a Ari. Sus mínimas explicaciones al final del libro me han parecido estúpidas y poco creíbles, tan vacías como él. No, no me ha gustado nada Lucas.
Tampoco entiendo cómo pasan de que Lucas la llame zorra a casi tener sexo. No lo veo lógico. Ni natural. La forma en que se comportó Lucas aquella noche era para haberle dado un par de bofetadas y no ese premio de consolación. Mucho carácter le echaba ella hasta que le notó empalmado. Una pena que los dos perdieran tanto el norte.
Y lo que sí que no tuvo sentido fue lo que pasó en Tenerife. Él con Lidia, dejándose manosear. Ella compartiendo lengua y casi cama con Eric. Entre medias el baile tradicional de Ari y Lucas. Después el mundo volviéndose loco.
Tampoco se llega a conocer realmente a Ari o a Lucas. Ellos eran desconocidos para mí al principio del libro y lo siguieron siendo al final. Sobre todo él. Prácticamente no se cuenta nada de ninguno de los dos. ¿Quién es Ari? ¿Quién es Lucas? Ni lo sé ni me importa a estas alturas.
 
 
Bueno, creo que ha quedado claro que he salido escaldada con los protagonistas y con la trama del libro.

Los personajes secundarios... ninguno me ha marcado, que conste, pero si ha habido dos que me han hecho mucha gracia, Lola y Eric. Estos dos si eran dos personajes con garra, sobre todo Lola. Una pena que los dos queden olvidados sin que tengan un papel más allá de bailar alrededor de Ari.

La pluma de Victoria no me ha enamorado pero si me ha gustado. Tiene una pluma bonita, que conste. Sobre la narración... solo escuchamos la voz de Ari. ¿POR QUÉ NO NARRA LUCAS? Tengo debilidad por la voz masculina y me joroba mucho que no se compaginen las narraciones. Me frustra mucho esto. ¿Por qué negarnos la voz de él? ¿Es que solo ellas deben contar siempre la historia?

La mención de Jota me ha hecho mucha gracia, aunque eso de que fuera el ex de Alba no. Será porque no le asimilo con nadie más que con Becca. Pero bueno, el simpático Jota cumple con su misión en el libro, dar pie a la declaración Ari - Lucas. Me habría gustado echarle un vistazo a Becca, ya puestos.

¿Qué más? Como puntos a favor, Antes de que digas adiós es un libro sencillo y rápido de leer, entretenido y supo atraparme hasta el final. Vale, no me gustó nada el libro (salvo la pluma de Victoria), pero es lo que hay. Y todavía quiero darle alguna oportunidad más a Victoria. En e-book por el momento. Veremos si Jota, o Gabriel me dicen algo. Y como último recurso todavía me quedará Stone. Sí, todavía me tientan los otros libros de Victoria Vilchez. Cruzaré los dedos para tener más suerte.

¡Besos!

Mire - Mayu.