Translate

13 de agosto de 2012

Pequeñas mentiras piadosas, tomo 1, de Kotomi Aoki.









KOTOMI AOKI. 

PEQUEÑAS MENTIRAS PIADOSAS, TOMO 01.
TITULO: Pequeñas mentiras piadosas.

AUTORA: Kotomi Aoki.
TITULO ORIGINAL: Kanojo wa uso wo aishisugiteru.


TEMÁTICA: Drama.
Tomo nº 1.
EDITORIAL: Ivrea.


Serie Abierta en Japón.


© 2009, Kotomi Aoki.
© 2012, traducción: Marcelo Vicente.


www.aokikotomi.comBlue Clover Cafe”.


ISBN TOMO 1: 978 - 84 – 15513 – 51 – 3.


PROTAGONISTAS: Riko & Aki Ogarawara.


SECUNDARIOS:


So (amigo de Riko y mejor amigo de Yu). Yu (mejor amigo de Riko) (LL).

Shun (cantante Crude Play) + 2 integrantes de la banda + Shinya (el sustituto de Aki). Sakurai (jugador de fútbol).
Takagi (productor musical). Mari (ex novia infiel de Aki).



Mi opinión:


¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis?


Yo tengo una sensación extraña… por un lado, me siento llena de energía, pero por otro… siento que tengo el corazón hecho pedazos. Y todo por la lectura de la extraña, impactante y agridulce Pequeñas mentiras piadosas: tomo 1. Tengo unas ganas terribles de llorar.


La nueva obra de Kotomi Aoki es un tanto difícil de digerir, es un manga adulto, en un ambiente oscuro y lleno de sombras, es un manga que rompe moldes, y en cierto sentido, controvertido.


La premisa de Pequeñas mentiras piadosas es: ¿Todo vale? ¿Está bien superar el amor a cualquier precio, incluso si has de engañar a otro corazón?


Pequeñas mentiras piadosas es un manga que nos habla de abandonar los sueños y a la vez de emprenderlos, de la vida, de elegir nuestro camino, de aquello que nos mantiene vivos, de las mentiras, del dolor, de la traición, de la soledad, del compromiso, del trabajo, del deber, del éxito, de aquel que nos hace que nos dé un vuelco el corazón, del amor, y por supuesto… de la música.


Pequeñas mentiras piadosas nos habla de reír cuando queremos llorar, de brillar cuando solo ansiamos ser un punto en la oscuridad.


En definitiva, nos habla de la vida, que es puro caos, y que esconde secretos poderosos.


Y también, del amor de los padres hacia los hijos, del amor de una familia, capaz de todo para que sus seres amados sean felices y cumplan sus sueños.



Pequeñas mentiras piadosas no me ha encantado pero tampoco puedo decir que lo esperara realmente. En cuanto supe por la propia Kotomi Aoki de éste manga quise leerlo, pero cuando leí su hipnosis… todo cambió. Seguía queriendo leerlo, pero con muchísimas reticencias. Y solo os puedo decir que en cuanto a mí, acerté. Pequeñas mentiras piadosas NO me ha encantado, ni enamorado, pero si que me ha emocionado, y me ha hecho sentir, me ha arañado el corazón. Y cada vez que pienso en él me duele ferozmente el pecho. Y más si pienso en todo el dolor que Aki le va a ocasionar a Riko... ¿Es así como alguien debería descubrir el amor, con esa ferocidad dolorosa?



Pequeñas mentiras piadosas es una lectura decididamente dolorosa, aguda e incisiva, pero también es cercana, pues ¿quién no ha sufrido nunca por amor, o se ha visto envuelto en una aventura completamente inesperada, es más, quién desconoce el dolor?



Los protagonistas son Riko y Aki, aunque debo avisaros de que Aki es el narrador (Riko solo narra un par de veces) y que casi todo el tomo 1 (y supongo que la serie) gira en torno a él. :S.



Sobre la narración y las secuencias de las escenas… en algunos momentos, me perdí un poco, pues daban la sensación de estar desordenadas, como si fueran hacia atrás y hacia delante.


Ahora sí, os presentaré a los protagonistas:

- AKI:



Es alto, de abundante pelo negro, piel blanca, ojos grandes, y muy pero que muy guapo.



Aki es sexy, creativo, realmente serio (está amargado), dominante, y… está en guerra con la vida. Ya no sabe lo que es sonreír, sentirse feliz, o tan siquiera amado.


Aki es el bajista y compositor de Crude Play, un grupo de música que ha formado parte de su vida durante muchos años, y que ahora, tras alcanzar el éxito ha abandonado.

Aki necesita desesperadamente ser amado.



Su última relación le ha dejado roto. Mientras él consideraba a la idol Mari su novia, ésta le ponía los cuernos (desde el primer día) con el productor Takagi, el productor de ambos para más inri. El productor al que Aki debe obedecer como si fuera su esclavo.

Aki está enamorado de Mari, pero al final su dignidad le impide permanecer con ella por más tiempo, ¿pues hasta cuando va a aguantar siendo un muñeco roto?


Después de su último polvo con Mari (sí, aparece dibujado), Aki se marcha a la calle (llora un rato, se llama patético a si mismo) y allí, al ver pasar a una joven la para con la impactante pregunta de:

“¿Crees en el amor a primera vista?”


Desde ese momento comienza a salir con Riko. Como novios.

Aki ve dentro de Riko, es como si para él, Riko fuera un espejo, y así, tratando de convertirla en lo que él quiere, la utiliza para superar su corazón roto y su amor por Mari, esa trepa asquerosa por la que aún suspira.

Aki le exige a Riko que abandone lo que ella más ama: la música. [Como bien él dice “La herí en lo más hondo. Fui cruel.”]. Además, Aki le oculta todo sobre él (quién es, su pasado, sus sentimientos, etc), y la envuelve en un mundo lleno de mentiras.

Aki me da pena, me hace llorar, me enternece (pues de verdad sufre por Mari), y a la vez… me entran ganas de pegarle, pues no siente ningún interés por Riko, ni la valora. Y tampoco le gusta. Como bien él dice “Podría haber sido cualquiera.”]. [Y eso me hace "odiarle"] ¬¬ Es más, cuando Aki mira a Riko, ve una enorme seta en uniforme escolar. ¬¬.


¿Cómo puede este hombre de 25 años estar tan ciego?
¿Cómo puede no caer rendido ante el corazón de esta niña absolutamente adorable?


- RIKO:


Es pequeñita, de liso y corto pelo rubio, piel blanca, ojos grandes, y muy mona.


Es adorable. Es dulce, tímida, cariñosa, ingenua, inocente, alegre, soñadora, leal, luchadora, emotiva, sensible, compasiva. El polo opuesto de Aki.

Riko está llena de amor por la vida, y resulta imposible no sonreír al mirarla (incluso al pensarla) pero más imposible resulta no querer abrazarla. La adoro (LL).

Riko me emociona, y si no fuera por ella no me habría embarcado en esta lectura. Su inocencia y su alegría me desbordan. Me conmueve.


Riko es una joven de 17 años mucho más fuerte de lo que parece, pero también es más mujer de lo que Aki cree (él la subestima enormemente).


Riko es protectora, valiente, sincera, y está enamorada de la música.


Su grupo favorito es Crude Play y se emociona al escucharlos, pero como le remarca a su amigo Yu: ella no puede permitirse comprarse sus discos.


Riko adora cantar, y la música es la pasión que mantiene tan vivo su corazón.





Riko queda prendada de Aki al oírle tararear una canción, y posiblemente de ahí venga su flechazo por él, un flechazo que la hace aceptar ser la novia de un guapo y cínico desconocido, un flechazo que la hace luchar por él y querer calmar su dolor.


Riko es una joven muy inocente, que jamás ha tenido novio, y que no duda en decirle a Aki (delante de Yu y So) que le encantan los chicos VG, los vírgenes, y todo porque cree que Aki lo es (nada más lejos de la verdad).





¿Pero puede el amor sustentarse en una falsedad?



Supongo que ya lo veremos, pero casi podría jurar que esto no ha hecho más que empezar y que nos espera mucho dolor, ¿y puede ser que también amor?





Respecto a los personajes secundarios que más me gustan:

- Shinya:

Es el sustituto de Aki en el exitoso Crude Play.

Es arisco, sincero, temperamental, sensual, y creo que tiene mucho que aportar.

Ahora mismo solo tiene unas pequeñas secuencias (aunque importantes), pero más adelante... seguro que cobrará mucho protagonismo, y que... se prendará por Riko. O eso espero...

Shinya no soporta a Aki, y su relación con el resto del grupo es bastante complicada puesto que solo está esperando a que Aki vuelva para que le echen. :S.



- Shun:

Es el cantante de Crude Play  y el que engatusa a todas las entrevistadoras. Conoce a Aki desde que era un niño, y los dos son amigos desde siempre, y desde que tenían diez años han soñado con el mundo de la música. Shun es guapo, engreído, extrovertido, simpático, y a la vez que me atrae hay algo frío en él que me asusta.



- So y Yu:

Son los dos mejores amigos de Riko, y desde ya puedo decir que les adoro. Después de Riko, Yu es mi favorito, y So le sigue después.

* So:

Es un amigo leal, un chico guapo, directo, audaz, sin pizca de vergüenza. Es alguien genial =D.

* Yu:


He sentido un auténtico flechazo con él. Si pudiera me quedaba con él. (LL).

 Yu es guapísimo, rubio, alto, fuerte, y además, es tímido (al menos a la hora de exponerle sus sentimientos a Riko), dulce, atento, protector, leal, y está loco por Riko.

 La ama con todo su corazón, y a mí Yu me pierde. (LL).

 ¿Os imagináis como se siente cuando Riko le cuenta que tiene novio?

 Yo quise achucharle pero desde YA.

Y aún quiero (LL).


Respecto a Kotomi Aoki, es una autora que me enamoró perdidamente con Secretos del Corazón (con mi Mayu y mi Takuma) y con sus pequeños y hermosos one – shots. (LL).


Kotomi Aoki es una mangaka que me conmueve, me emociona, y cuya manera de dibujar me pierde totalmente, me alucina. Sus dibujos son absolutamente preciosos. Sexys, audaces, bellos, sensuales (LL).




 Pequeñas mentiras piadosas no me atrae como lo hacía Secretos del Corazón (ni mucho menos), ni siquiera me ha gustado demasiado, pero no me importaría saber como continúa esta serie...

Sobre todo me encantaría ver como Aki se enamora de la tierna Riko, y como se redime ante sus ojos.

Eso sí, el día que me embarque en la lectura de los siguientes tomos deberé tener un montón de pañuelos de papel a mano… ¿Qué os apostáis a que al final lloraré? =(. Y lo más importante, ¿llegaré yo a enamorarme de Aki?




¡Un beso enorme a todos!

Mire – Mayu.

10 de agosto de 2012

Vanish de Sophie Jordan.


SOPHIE JORDAN.


VANISH DE SOPHIE JORDAN.

TÍTULO ORIGINAL: Vanish. [Desaparecer].
AUTORA: Sophie Jordan.

ARGUMENTO: Para salvar la vida del chico al que ama, Jacinda hizo lo impensable: traicionó el secreto mejor guardado de su especie.

Ahora deberá regresar a la protección de su clan sabiendo que quizás nunca vuelva a ver a Will - y lo que es peor, que debido a que su mente fue retocada, han desaparecido los recuerdos de Will de esa fatídica noche y de los motivos por los que ella se tuvo que marchar.
Ya en casa, Jacinda es recibida con gran hostilidad y deberá demostrar su lealtad tanto por su bien como por el de su familia. Uno de los pocos que todavía habla con ella es Cassian, el futuro heredero que parecer ser que desde siempre la quiso, y su hermana, Tamra, que ha cambiado para siempre debido a un giro del destino.
Jacinda sabe que debe seguir adelante y olvidar a Will - ¿que si él recuerda algo y mantiene su promesa de ir en su búsqueda?, ambos se verían expuestos a un grave peligro.
Aun así, mantiene la esperanza de que algún día vuelvan a estar juntos. Cuando le llegue la oportunidad de seguir a su corazón, ¿Será capaz de arriesgarlo todo por amor?

Vanish, nº 2 de la saga Draki de Sophie Jordan.


PROTAGONISTA: Jacinda.

CO - PROTAGONISTAS: WILL. Cassian (Principe onyx).

SECUNDARIOS: Tamra (hermana), Zara (madre). Xander (primo de Will). Nidia (guardiana draki –Shader-). Severin (Rey. Padre de Cassian). Az (Azure. Mejor amiga de Tamra). Corbin (primo de Cassian). Gil (amigo de Cassian). Miram (hermana de Cassian). Taya (bibliotecaria e historiadora). Jabel (tía de Cassian). Sobha (madre de Az). Padre de Will. Guardias y habitantes de la colonia Draki. Cazadores de drakis.


Mi Opinión:

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis?

Yo hoy os traigo la crítica de Vanish, la esperadísima segunda parte de la trilogía Draki, de Sophie Jordan. ;).

Han pasado meses desde que esta novela ha salido a la venta (al menos en su versión original). Antes de leer ninguna crítica sobre ella, lo esperaba con muchas ganas, mucha ilusión, mucha adoración.

Después leí una crítica sobre ella… y eso hizo que parte de mi se desilusionara. ¿Por qué? Pues por el surgimiento del trío Will – Jacinda – Cassian. Y todo aquel que me conoce sabe que ODIO los tríos. Que estoy ya muy cansada de ellos. Y que por eso, me aventuro menos en el género juvenil, y me adentro más en el romántico adulto.

Un tiempo después, me pasó algo muy curioso. Yo seguía sin esperar con demasiadas ganas esta segunda parte, hasta que leí una crítica, una crítica que me hizo querer devorar esta novela a la de Ya. La “culpable” fue mi nonne, que me enredó y me enamoró con su magnífica y apasionada crítica.

A esta crítica le siguió que mi querida Noelia [Ayslinn] también leyera Vanish. Y eso aumento con mucho mis ganas de leerla.


Vanish no me ha decepcionado, y no lo ha hecho porque ya llegaba preparada para ella. Sabía que me iba a encontrar con una Jacinda que pierde la cabeza por Cassian, pero que sigue amando a Will. Sabía que me iba a encontrar con una Jacinda menos fuerte, más apagada, más desolada. Aún así, hay una pequeña parte de mí que se siente defraudada. Me esperaba más, buscaba algo diferente, algo más de la profunda y romántica y seductora y fantasiosa esencia que me enamoró perdidamente de Firelight, y que en Vanish no he encontrado.

Sé que todo sería diferente para mí, si yo también, al igual que mi nonne y Noe, me hubiera enamorado de Cassian. Lo he intentado, pero no he podido. Leer esta novela solo me ha hecho darme más cuenta de lo profundamente enamorada que estoy de Will.

Vanish es una novela apasionada, luchadora, y plagada de fantasía. Es aventura, tristeza, soledad, corazón, confusión, amor, deseo, y dragones peleones. Es una novela interesante, entretenida, escrita con una pluma maravillosa, con infinidad de citas memorables. Sophie Jordan es muy buena escribiendo, y lo demuestra en cada línea. Es magnífica.

Vanish nos muestra un mundo lleno de fantasía, donde descubrimos como es vivir entre dragones bastante humanizados (por mucho que lo nieguen), aprendemos sus costumbres, sus miedos, sus defensas, sus secretos, su forma de vida, y nos enamoramos de ese refugio que es el cielo, los árboles, la tierra, las montañas, en fin, la naturaleza en estado puro.

Vanish también nos habla de verdades dolorosas, acogidas de la realidad. Verdades que Jacinda vive en su propia piel.


Al volver con los suyos, los Draki, Jacinda se ve sometida al rechazo, y al odio de todo su pueblo. Algunos la miran maliciosamente, otros la ignoran y la hacen sentir invisible, y otros no dudan en afrentarla, amenazarla y vapulearla. Todos le dan la espalda, o casi todos.

Sentir ese dolor, esa devastación, esa soledad bajo la piel de Jacinda ha sido doloroso. Sobre todo porque ella misma no se reponía con su antigua fortaleza a todos esos sentimientos.

Jacinda se muestra más pesimista que nunca, y en cierto sentido, se podría decir que se ve envuelta en una depresión, pues sus momentos de alegría son pocos, y sus deseos de agradar a los demás aunque no pueda son muy fuertes.

Jacinda necesita una mano amiga, alguien que la sostenga, pues ella misma no puede hacerlo. Y eso la lleva a Cassian. El fuerte e influyente príncipe de los Draki. La atracción hacia él nace de la desesperación, de la soledad, pero surge.

De repente, Cassian deja de ser para Jacinda una molestia, alguien insoportable, a un chico guapo, varonil, con labios besables, y cuerpo excitante.

Pero Jacinda no olvida a Will. Se duerme pensando en él, rememora a menudo cada momento vivido con él, y la añoranza, el deseo de volver a verle y perderse en sus brazos, es cada día más fuerte.

Jacinda se ve dividida entre dos amores. Uno está al alcance de sus manos. Y otro, es casi imposible, un sueño, una fantasía, un gran amor.

Por si esto fuera poco, también debe enfrentarse al permanente sentimiento de culpabilidad. Jacinda siente que todo es culpa suya, hasta un punto exasperante. No es fácil vivir bajo la piel de alguien que se culpa de todos los malos, y que cree merecer todos los castigos posibles, pues se atrevió a amar, a ser libre, pues se atrevió a desaprender todas las lecciones Draki, y empezó a pensar por si misma.

Durante toda la novela he echado de menos a esa Jacinda, la Jacinda de Firelight, esa Jacinda dulce, tierna, pero llena de fortaleza, esa Jacinda que me hizo admirarla y quererla muchísimo. Esa Jacinda que luchaba por encontrar un equilibrio entre su yo humano y su yo Draki. Incluso he echado de menos volar junto a ella, pues en Vanish Jacinda está terriblemente triste, oprimida, y negativa, y volar yo no le provoca la misma adicción que en la entrega anterior.

Para Jacinda no hay consuelo. Ni siquiera cuando abraza o besa a Cassian. Solo el mundo deja de importar, deja de existir, cuando se pierde en los brazos de Will, cuando la locura corre por sus venas mientras le besa, le devora, deseando tragársele.

A pesar de todo, de sus nuevos sentimientos por Cassian, solo Will es su gran amor. Se siente atraída por los dos, los dos la llenan de deseo, pero solo Will la hace amar, la hace olvidar, la hace sentir… completa.

Las escenas con ambos son muy diferentes, con Cassian son sensuales, pero con Will son puro fuego, y las numerosas escenas con Cassian palidecen con solo una escena de WILL.

Durante toda la novela he echado MUCHÍSIMO DE MENOS A WILL. Mi queridísimo Will.

Will es mi personaje favorito de esta saga. Es mi amor. Y estoy loca por él. Le amo.

Y en esos momentos en los que Jacinda se besaba con Cassian he sentido muy profundamente que Jacinda no se merecía a Will. Respecto a eso, todavía tengo una espinita clavada, pues Jacinda no es totalmente sincera con WILL. Yo quiero, necesito que le cuente a Will los besos con Cassian.

Está claro que Jacinda no va a perder a Will, pero necesito que ella se enfrente a sus propios actos, mientras tanto no puedo evitar tener esta sensación de enorme decepción frente a ella.


Cassian me ha encantado, me ha gustado mil veces más que en la primera novela, pues en vez de permanecer frío e impasible, se muestra como es: Protector, paciente, arrogante, mandón, posesivo, tierno.


Pero mi corazón se lo ha llevado Will. Will me enamora, me estremece, me conmueve, y si he derramado alguna lagrima en el transcurso de esta novela, ha sido por él. Will me encanta. Es tierno, protector, ardiente, sensual, valiente, fuerte, audaz, leal, fiel, incondicional, y siempre cumple sus promesas. Es un hombre que se ha rebelado contra todo aquello que le han enseñado, contra todo aquello que no está bien, es un auténtico guerrero, y es capaz de todo por amor. Su valentía y su feroz amor me dejan sin palabras. Para Will, Jacinda es todo su mundo. Y lo único que le importa es ella. Pero también siente mucha compasión y pena por los Drakis que son capturados o exterminados, y al final de la novela, se muestra muy determinado a luchar contra los cazadores de dragones. Will es increíble. Le amo *o*. Y tan, pero tan sexy, con ese rostro, ese cuerpo, esa voz de terciopelo… (LL).


Az y Tamra me han gustado mucho, más la primera que la segunda. Les cuesta lo suyo, pero al final me han sorprendido, porque han demostrado querer de verdad a Jacinda. Por ciertos momentos, ambas se han ganado parte de mi cariño. *p*.

Vanish también se hace eco de un problema real. La madre de Jacinda, para superar sus penas y demás, se refugia en el alcohol. Se hunde en si misma, hasta que lo único que queda de la auténtica Zara es una cáscara vacía. Desatiende a sus hijas, las deja sin el consuelo de su amor y su fiereza, y se resigna a una vida que no desea, con el único sustento del alcohol. Por suerte, un hecho desesperante la hace volver en si, despertarse de su desesperación, y volver a ser la misma mujer confrontiva que siempre fue.

Vanish es una novela que reivindica la libertad, que habla de un mundo donde nadie se puede sentir seguro, y de la enorme injusticia de esto. ¿Será posible un mundo de paz?

Esperemos que en la tercera parte, tras la lucha, y las decisiones difíciles, todos puedan encontrar esa paz, ese consuelo y esa libertad que llevan toda su vida buscando.
¡Un beso enorme a todos!

Mire – Mayu.