Translate

19 de diciembre de 2012

Romance en la bahía de Sherryl Woods.





SHERRYL WOODS.

ROMANCE EN LA BAHIA DE SHERRYL WOODS.


TITULO: Romance en la bahía.

AUTORA: Sherryl Woods.
TITULO ORIGINAL: Moonlight cove.

EDITORIAL: Harlequin.
ISBN: 978 – 84 – 687 – 0475 – 3.

Romance en la bahía, nº _ _ de la saga Historias de Chesapeake de Sherryl Woods.

© 2011, Sherryl Wooks.
© 2012, Harlequin ibérica, S. A.


PROTAGONISTAS: Jess O’Brien & Will Lincoln.

SECUNDARIOS: Mick (hijo de Connor y Heather). Megan y Mick (padres de Jess). Kevin (hermano de Jess) y Shanna (esposa de Kevin). Davy (hijo de Kevin) y Henry (hijo adoptivo de Kevin y Shanna). Bree (hermana de Jess) y Jake. Bebé de Bree y Jake. Abby (hermana de Jess) y Trace (marido de Abby). Las gemelas, Carrie y Caitlyn (hijas de Abby). Mack (amigo de Connor, Kevin, Will, Jake y Trace) y Susie (prima de Jess). Thomas (tío de Jess, hermano de Mick). Nell (madre de Mick, de Thomas, de Jeff, suegra de Megan, y abuela de Jess, y los demás). Connie (cuñada de Bree y hermana divorciada de Jake). Laila (cuñada de Abby y hermana soltera de Trace). Ronnie (pinche de cocina de La posada). Gail (cocinera de La Posada y amiga de Jess). Habitantes de la bahía. Otros.


Mi Opinión:

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis?

Yo hoy os traigo la crítica de la novela Romance en la bahía, uno de los libros de la saga Historias de Chesapeake de Sherryl Woods.


Romance en la bahía es una novela que me ha gustado ligeramente, que está bien. Es una novela que mezcla el género de la novela narrativa con el género de la novela romántica.

Después de leer Un futuro compartido mis expectativas sobre Romance en la bahía cayeron en picado.

Romance en la bahía no es esa novela mágica, sensual y divertida que yo me esperaba en un primer momento, pero si que es una novela fresca, original, entretenida, con un punto muy dulce, sutilmente sensual, personajes entrañables, y momentos bruscos, tiernos, intensos, conmovedores.

Romance en la bahía es una novela tierna, apasionada, muy emocional, muy familiar, muy humana. Es una novela con un punto muy bonito, y a la vez, doloroso y esperanzador.


Romance en la bahía es una novela que nos habla de luchar, de resistir, de superar todos los miedos, dudas y obstáculos. Es una novela que nos habla de encontrar sueños y metas, de buscar desafíos. Es una novela que nos habla de crecer, madurar, y seguir soñando. Es una novela que nos habla de vivir intensamente, de arriesgarnos, de confiar, de creer, de entregarnos, de ser nosotros mismos. Es una novela que nos habla de abrir los ojos, de ser conscientes de lo que queremos, lo que sentimos o quienes somos.

Romance en la bahía es una novela que nos anima a casarnos, a formar una familia, a darle una oportunidad al amor, a potenciar las relaciones amistosas y familiares.

Romance en la bahía nos habla de superar los miedos, las cicatrices del pasado. Romance en la bahía nos anima a estar en paz con nosotros mismos, con nuestro pasado, y con nuestros seres amados.

Romance en la bahía es una novela que nos habla de soñar, de amar, de perdonar, de confiar, de creer, de luchar.


Pues bien, Romance en la bahía es una novela que se divide en dos partes. En la primera, se despertarán los celos, las emociones, se desatarán el amor, el dolor. La primera parte de la novela se me ha hecho realmente dura, y no es que me haya gustado especialmente. La segunda parte de la novela es aquella que yo calificaría ligeramente como novela romántica, y si que me ha gustado. Esta segunda parte es dulce, optimista, madura, tierna, bonita, y en algunos momentos, divertida, y sutilmente sensual.


En la primera parte, vemos a un Will que sin intentarlo si quiera ha renunciado por completo a Jess. Will se rinde definitivamente, no confía en que Jess pueda amarle, y por ello, dispuesto a olvidarla, o a sustituirla, Will crea la empresa de citas online Almuerzo en la bahía, donde emparejará a hombres y mujeres compatibles y, donde probará a conocer a muchas chicas en diversas citas… por si alguna de ellas le hace olvidar su amor por Jess.

Seamos sinceros, en esta primera parte, quien sufre no es Will. Es Jess. Y Jess sufre al no poder hablar con Will, al no poder ser amigos, pero sobre todo sufre… al verle salir con otras mujeres, al ver como su irracional creencia de que él no podía amarla se hace realidad. Jess sufre por Will, porque justo ahora, al ver que le está perdiendo, Jess se enamora de él.

Realmente… resulta de lo más desconcertante, que antes no estuviera enamorada de él, y que justo ahora, cuando ya definitivamente Will se ha apartado de ella, Jess no pueda parar de pensar en lo mucho que le quiere, en lo mucho que le desea, y en lo feliz que sería si Will le demostrara que la ama, y que querría tener un “para siempre” con ella.


Entre la primera, y la segunda parte hay algunos momentos realmente raros, que me parecieron excesivamente bruscos. Uno de ellos es la primera escena que comparten Will y Jess en esta novela (Pg 70/317). Tiene lugar en el bar del pueblo. Jess está muy enfadada, celosa y dolida por culpa de Will. Y en medio de una discusión con éste… Will la besa. Y después la vuelve a besar. Y Jess, cae definitivamente enamorada de Will, justo así, por un beso.

Pero después, Will vuelve a olvidarse de Jess, y se dedica a seguir teniendo citas que no van a ninguna parte con otras mujeres.


En la segunda parte, Will al fin se deja de tonterías, y comienza a acercarse a Jess, a ser sincero con ella sobre sus sentimientos, su corazón y su loco y perpetúo deseo de estar con ella. Y Jess comienza a creer que esos sentimientos pueden ser reales, igual que lo son los suyos por él.

En esta segunda parte no es que ambos se dejen llevar impulsivamente, pues Will no tiene demasiada fe en que ella pueda creer en él, Jess teme hacer daño a Will y ser abandonada por éste, y encima… todos los O’Brien y el resto del pueblo se ponen en contra de su relación pues piensan… “Oh, pobre Will, la despistada y lujuriosa Jess O’Brien va a partirle el corazón”.

Por suerte, el deseo de estar juntos, hace que Jess y Will dejen de ser unos cobardes, y traten de luchar por su relación, aunque ésta tendrá algunos baches, momentos de dudas y distancia, y por suerte, también, momentos de dulzura, amor, intimidad, compañerismo, y confesiones a medianoche.

Debo decir que… ¡después de 26 años ya era hora de que ambos se dieran una oportunidad como pareja!


Como es obvio, Will y Jess son los protagonistas de ésta novela. Os los presento:

- Will: Es psicólogo, tiene 36 años, vive solo, y no parece tener familia alguna. Will no nos cuenta prácticamente nada de si mismo, de sus recuerdos, de su pasado, de sus carencias, o de sus gustos, pero si que nos deja ver, su enorme y casi paciente amor por Jess, y su estrecha amistad con todos los O’Brien y alrededores.

Will es serio, atento, paciente, racional, divertido, romántico, extrovertido, cauto.


- Jess: Es la dueña del hotel La Posada, tiene 30 años, y un historial de muchas citas, de relaciones cortas y superficiales, y aún así, con poca experiencia sexual.

Jess es la pequeña de los O’Brien, tiene una enfermedad llamada Déficit de atención, y por ello a veces le cuesta mucho concentrarse y recordar las cosas.

A sus treinta años, Jess está preparada para perdonar, para tratar de borrar sus miedos e inseguridades. Su miedo al abandono es legendario pues cuando tenía 7 años su madre, Megan, la abandonó (a ella, a sus hermanos y a su padre), su padre, Mick, estaba siempre lejos de casa, y sus hermanos, según fueron creciendo abandonaron todos el pueblo para mudarse a ciudades lejanas. La única persona que ha sido su refugio, ha sido su abuela, Nell, que siempre ha estado a su lado.

Jess es una persona que siempre se ha sentido sola, y que durante toda su vida ha deseado sentirse conectada a alguien.

Jess es impulsiva, alegre, trabajadora, introvertida, tierna, vulnerable y conmovedora.


La pareja que hacen Jess y Will me ha gustado mucho. >.<’.


Los co-protagonistas de Romance en la bahía son Connie y Thomas, que en esta novela vuelven a protagonizar muchos momentos juntos, en esta incluso más que en la anterior. Romance en la bahía es la novela en la que ambos por fin se atreven a dar el paso de estar juntos. Su relación se volverá entonces intensa, conmovedora, y muy bonita. A mí me ha encantado esta segunda historia de amor de la novela ^^.


Respecto a los personajes secundarios, vuelven a destacar todos los O’Brien, y los dos nuevos personajes de ésta novela: Ronnie y Gail.

En Romance en la bahía conocemos mejor a todos los O’Brien: Sus miedos, sus deseos, sus luchas, sus corazones, sus relaciones con los demás. Me ha encantado reencontrarme con ellos. Son una familia encantadora, entrometida, divertida, fiel, incondicional, y llena de amor.

Respecto a los dos nuevos personajes:

- Gail: Es la mejor amiga de Jess, y la cocinera excepcional del hotel La Posada. Está casada, no tiene hijos, y le apasiona la cocina, los dulces, la creatividad, y sobre todo, compartir este mundo sensual, e imaginativo, con su marido, pues ambos son cocineros.

Gail es dura, sincera, directa, pero también una gran persona y amiga.

- Ronnie: Es un chico que como Jess también tiene Déficit de atención.

Al principio de la novela vemos a un Ronnie desmotivado, triste, sin nada que le haga feliz o que le haga sentirse motivado. Pero después, gracias a Jess y a Gail, Ronnie descubre su enorme amor por la cocina. Y eso le cambia la vida.

La cocina atrapa por completo su corazón, y es justo el desafío que necesitaba para luchar contra su enfermedad.


Respecto a Sherryl Woods, sus letras son sencillas, entretenidas, originales, enigmáticas, apasionadas, muy emocionales.


¡Un beso enorme a todos!

Mire – Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os invito a dejar vuestra propia opinión. :D